martes, junio 22

Refrán para los que no se enteran




9 comentarios:

Yurremendi dijo...

El Cardenal Arzobispo de París lleva años haciendo cuidadosa y sistemáticamente la vida imposible a los respetuosísimos feliogreses de su diócesis que le han pedido la Misa tradicional (alias "forma extraordinaria del Rito Romano"). Ha probado a hacer de todo: marear la perdiz, ningunearlos, e incluso mandar a la policía a desalojar a quienes para pedir que se les atendiera rezaban el Santo Rosario dentro de una iglesia parisina.

NO ME CREO NADA.

También para los que no se enteran.

Yurremendi dijo...

P.S.: Que no lo digo por ti especialmente, mi bienamado Embajador.

Corrigedum: "feligreses" en lugar de "feliogreses" (la santa ira estaba haciendo trepidar a mis dedos).

Embajador en el Infierno dijo...

Yurremendi- Pues más a mi favor. Si un sujeto de ese porte de repente le da por ir a la peregrinación, es que algo habrá visto. Posiblemente no sea más que un signo "político", como hace nuestro Cardenal Arzobispo permitiendo una y solo una celebración dominical en toda la archidiócesis. Si ha cedido ese poco es porque el viento no sopla a su favor y como son políticos se amoldan.

Oye, y mientras la causa sea la santa ira, tu tranquilo.

Yurremendi dijo...

Monseñor 23 nunca ha cedido nada. Recuerdo que poco antes de promulgarse el Motu Propio Summorum Pontificum declaró pública y solemnemente que "En Francia no necesitamos ningún Motu Propio" (palabras textuales). Hace falta cuajo.

Que se deje ver en una romería "tradi" es como el pepero pro-muerte que se deja ver en una manifa pro-vida.

Que atienda a las numerosas y legítimas peticiones de sus fieles, que no conculque sus derechos con arterías y gendarmes de la República, que de libertad a la liturgia tradicional, y entonces admitiré que ha terminado por "amoldarse". De momento no ha hecho NIHIL para ello.

Y si además de "amoldarse" no se arrepiente, le espera un Purgatorio de los que harán época.

Embajador en el Infierno dijo...

Si y no. La comparación es muy buena: tanto el pepero promuerte como el cardenal secularizante necesitan dejarse ver por sus electores. En el caso del cardenal su "elector" no es el pueblo soberano, pero no por eso tienen que dejar de hacer "gestos". Para mi esto que ha hecho es un "por si acaso". Y eso es lo que digo con el constipado. Otros le imitarán. Y esa es la primera grieta del edificio que se quiebra.

Entiende que lo que digo de "amoldarse" y demás, no está expresado en tono positivo en plan "por fin se ha dado cuenta", "está con lo que hay que estar", etc... como piensan los votantes peperos que ven a la Aguirre o al Rajoy en su manifa. Para mi, insisto, no es más que un gesto político, en el peor sentido de esa palabra, o sea, sin convicción, para figurar. Pero es un buen principio.

Yurremendi dijo...

El "elector" del Cardenal Arzobispo son las vocaciones sacerdotales, que van para donde "Su Eminencia" (léase con acusado re-tin-tín) no quisiera.

¿"Figurar" dices? ¿Dónde? ¿Para quién?

¿Y "principio" de qué?

Sois un yunque de ilusiones, señor Embajador. ¡A fe que almas como la suya necesita el carlismo!

Embajador en el Infierno dijo...

Hombre, podrías haber utilizado otra palabra y no la maldita para describirme ¿eh?.

No, no creo que sean ilusiones, sinceramente. Las cosas están cambiando, lentamente, pero están cambiando. Y me llegan algunas interesantes evidencias que no puedo contar aquí, pero existen.

Obviamente no descarto la posibilidad de que hagan descarrilar ciertos trenes, pero en esto como en todo tiendo a confiar en la Providencia.

Yurremendi dijo...

Lo decía por lo recio, firme y berroqueño de tu ánimo.

Yo también creo que "las cosas" están cambiando, pero no creo que determinados purpurados puedan ya cambiar. Pudieron hacer mucho bien y no lo hicieron. Se les pasó el momento.

Por cierto que "gestos" como el que nos ocupa son bien poco inteligentes, propios de un mero aprendiz de "político".

Embajador en el Infierno dijo...

Lo tuyo es meterme el dedo en el ojo, porque sabes perfectamente que estamos de acuerdo. Yo no digo que este u otros purpurados vayan a cambiar (cosa que dudo en sumo grado) sino que las cosas lo van a hacer, posiblemente muy a pesar de estos sujetos.