martes, agosto 24

Conversaciones en la embajada (XXIII): El rey de Egipto

Esta es un poco vieja, de hecho algunos ya la conocéis, pero a mi es de las que más gracia me hace.Aunque reconozco que hay que conocer un poco el mundillo carlista para sacarle todo su jugo.

Protagonistas: La #1 y la #2, por aquel entonces debían tener 8 y 7 años respectivamente, más o menos.

Situación: En el coche volviendo de un acto carlista en el Cerro de los Angeles.

Andaban las dos excitadísimas en la parte de atrás del coche:

- ¡Viva Cristo Rey!- gritaba a todo pulmón la #1
- ¡Vivaaaaaaaa!- Respondía la otra.

Y se ponían a cantar dándolo todo:

- ¡¡¡¡Por Dios, por la Patria y el Rey, lucharon nuestros padres!!!

En un momento de respiro les pregunté:

- Bueno que, ¿lo habéis pasado bien?.


Contestaba la #1 que es muy pasional:

- ¡¡¡Lo hemos pasado de muerte, papá, de muerte!!!, tienes que traernos más veces.

La #2 hizo un mohín clásico suyo y comentó:

- Si, ha estado muy bien, pero hay una cosa que no he entendido.
- ¿Que cosa nena?- pregunté.
- Pues no entiendo porque de repente se ponían todos a dar vivas al rey de Egipto.
- ¿Al rey de Egipto?- me extrañé.


Y de repente me di cuenta:

- No, nena, al rey de Egipto no, daban vivas al rey legítimo, LE-GI-TI-MO
- Ah - comentó muy digna mientras observaba la enrojecida cara de su hermana que se ahogaba literalmente de la risa.


Pincha aquí para leer más conversaciones en la embajada.

27 comentarios:

Nuñez dijo...

Cuatra regla: no desenmascares la vía estéril del tronovacantismo cetáceo.

Anónimo dijo...

Agüelo, que esta ya la has contao.

XP

Al Neri dijo...

Pues a mí me sorprende que a unas crías de esa edad les pueda interesar o divertir lo más mínimo un acto político de cualquier tipo. Llévelas usted a Eurodisney, que seguro que se lo psan mucho mejor, hombre.

Joasua dijo...

JAJA!

desde luego el argentinito es el claro ejemplo de que algunos deben seguir con taparrabos saltando de arbol en arbol, como en la jungla.

Nunca creeré las teorías de Darwin, pero cuando leo algo así... me siguen asaltando dudas

Seneka dijo...

Neri, es que los eventos carlistas son mucho más sociales (y hasta familiares) que políticos. Y divertidos hasta decir basta. Nada que ver con los mitines al uso, ni con las concentraciones de la España alegre, juvenil y faldicorta.

Al Neri dijo...

Vale, Séneca, jejeje, nunca he ido a una celebración carlista (solo a un acto del Partido Carlista, de muy triste recuerdo, donde las niñas de Embajador no habrían disfrutado mucho).

De todos modos, me parece muy desaconsejable mezclar a los niños con cosas políticas, y aunque sé que es típico en el carlismo (y a veces también en los de la España faldicorta)siempre me ha disgustado el empeño de algunos en crear clanes o sagas familiares con las mismas ideas políticas. Lo que hay que transmitir a los chavales es la Fe católica, que luego puede tener diferentes concreciones en el ámbito político según la personalidad y la sensibilidad de cada joven.

Todo esto dicho como opinión personal, con respeto y sin ánimo de crítica a la forma en que cada uno educa a sus propios hijos.

Seneka dijo...

No, si entiendo lo que dices. Lo que ocurre es que las celebraciones carlistas no tienen nada que ver con lo que dices. No se trata de "crear clanes", sino de construir sociedad. Si lo hubieses vivido lo entenderías

Un saludo.

Ignacio dijo...

¡VIVA EL REY DE EGIPTO!

Maite C dijo...

¿Y las otras dos que decían Embajador?

Yo sí de pequeñita fuí a algún acto tradicionalista en un lugar muy conocido en la región en donde vivo.

Alguna foto tengo con la boina roja...

Y sí es bueno que los padres lleven a sus hijos a este tipo de actos, forma parte de nuestra formación.
Lo digo por propria experiencia.

Haces muy bien E.

Embajador en el Infierno dijo...

Nuñez- No, es la regla 2 la que has incumplido. Ya es hora de que aprendais a pasar de la ortodoxia a la ortopraxis ¿no crees?.

XP- No, en el blog no. Quería dejar constancia, nada más.

Neri- Suscribo lo que dice Seneka y Maite acerca de los actos carlistas: son una reunión familiar. Yo creo que es muy sano mezclar a los niños en cosas políticas, que no todo va a ser TV y Eurodisney. Con el tiempo harán lo que les de la gana. Ya ves tu que aquí uno empezó a eso de los 7 u 8 años ensobrando propaganda electoral de AP en la sede del barrio, y mira como ha acabado. A mi padre no se lo reprocho en absoluto, muy al contrario le estoy sumamente agradecido por enseñarme por la vía del ejemplo y de los hechos que la política es cosa de todos, cada uno en la medida de sus posibilidades. Es una persona que se toma muy en serio sus deberes políticos (iba a decir "deberes ciudadanos" pero es que me repugna). Es cosa de familia. Fíjate tú que hará un par de años, en la misma semana expulsaron a un primo mío de Cuba por alborotador facha y a otro primo lo expulsaron de Guatemala por alborotador rojo. Somos la mar de "plurales". Por lo demás, no se que tiene de malo lo de los clanes, bien llevados se entiende.

Joasua- No creo que sea cosa de Darwin, más bien alguna clase de carencia sexual sospecho.

Ignacio- Larga vida.

Nuñez dijo...

Embajador, que Usted no da ni para cónsul!

Anónimo dijo...

Enhorabuena, EMBAJADOR, una vez mas.
Al Neri, si no recuerdo mal, hay otra conversación en la embajada sobre algo que ocurrió en un Eurodisney o algo similar. No creo que el Embajador solo lleve a sus hijas a actos políticos, por lo que le conozco es un grandísimo padre y esposo y un grandísimo ejemplo a seguir.

Dol.

Anónimo dijo...

Esa es un poco la pena del actual carlismo, que es un círculo familiar, muy conservador (en lo que coincide con otras fuerzas ya existentes y mucho mayores) e historicista en tanto reivindica la historia de una legitimidad que ya no existe. Pero no es como tal una alternativa política. Como he dicho su programa es igual que el de AES o FyV. Por eso creo que seria conveniente que los círculos familiares carlistas se uniesen a otras iniciativas ya en curso sin perder la perspectiva histórica, que podría dejarse para fundaciones.

Seneka dijo...

Anónimo, es evidente que su perspectiva (y desconocimiento del tema) es la misma que la del amigo Neri.

Gracias por el consejo, en cualquier caso.

Al Neri dijo...

Dol, lo de Eurodisney es una broma. No pongo en duda ni mucho menos las virtudes de Embajador como padre.

Yurremendi dijo...

El de Rey de Egipto es título que le cuadraría a la perfección al rey de los carlistas si tuvieran uno, un poco a la manera de los obispos in partibus infidelium.

S.A.R. don Baltasar de Oriente, Rey de las Españas y de Egipto, Señor de Vizcaya.

Chemuky dijo...

Conozco bien al Sr. Embajador y a la Embajadora Consorte. También a las brujas. Ejemplo de padres como pocos pese al revuelo causado por el precoz "adoctrinamiento" de sus vastagas (como lo de jóvenes y jovenas de la ilustre doña Rosa...)
Y, sinceramente, tiene mucho mas delito llevarlas al Santiago Bernabeu a ver al metrosexual Cristiano que a un acto político carlista...

Embajador en el Infierno dijo...

Nuñez- Ni para consul, ni para botones de embajada posiblemente. Pero oye, soñar es gratis ¿no?.

Dol, Chemuky- No pelearse con el amigo Neri que lo que ha dicho no ha sido ni muchísimo menos ofensivo. Y gracias a los dos por resaltar mis "virtudes", oye que en ausencia de mi abuela siempre viene bien que alguien te dore un poco la píldora.

Anónimo- Suele ser muy común confundir "política" con "electoralismo". El electoralismo hace tiempo que dejó de interesarme, para hacer apuestas prefiero la bolsa, es resulta mucho más reconfortante y rentable.

Yurremendi- Bueno, el Rey de España tiene el título de Rey de Jerusalen ¿no?.

Yurremendi dijo...

Horreur! ¡Has dicho "Rey de España"! ¡O no eres carlista, o tienes que pagar prenda!

Lo es, muy cierto, y además "Gran Cordón de la Orden del Crisantemo" (creo que es así, cito de memoria).

Se me hace la boca agua con títulos tan altos, sonoros y significativos...

Embajador en el Infierno dijo...

Oye, Yurremendi, parece mentira...Cuando hablo de "Rey de España" me refiero al rey en general, a todos los reyes. No me jodas.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Bueno, pero aquí nadie habla del chascarrillo de la niña, que, en efecto, es buenísimo.

Yurremendi dijo...

Embajador- Tienes toda la razón, el lapsus es mío y es a mi a quien toca pagar prenda por metepatas. Tú dirás si tengo que darle un besito a Leyre Pajín o afiliarme a la CTC.

¡Viva el Rey de Jerusalén!

Embajador en el Infierno dijo...

Jesús Tu di que si, que aquí hay mucho que les señalas la luna y se fijan en la mugre de la uña del dedo.

Yurremendi- Enteramente a tu elección. Reconozco que preferiría lo segundo y sin embargo pagaría por ver lo primero.

Yurremendi dijo...

¡Uf! Lo segundo entonces, uno tiene sus límites (a no ser que por lo primero me pagues a mí, que ando fatal de cash-flow).

San Isidoro dijo...

Embajador, ¿leyó el artículo de Juaristi del pasado domingo?

http://www.abc.es/20100829/opinion-columnas/juaristi-201008290301.html

Anónimo dijo...

Siendo Juaristi el que lo escribe que, otra cosa no, pero vueltas políticas ha dado más aque una veleta a lo largo de su vida política, no me extraña ni el tono ni el contenido. Bastantes desafortunados.

Embajador en el Infierno dijo...

San Isidoro- Gracias por el enlace. Me gustan los libros de Juaristi y creo que es buen analista, pero no alcanza a comprender que liberalismo y carlismo son incompatibles. No hay posibilidad de "salvar del carlismo lo esencial" porque lo esencial es precisamente contrarrevolucionario. D. Carlos Hugo fue a lo accesorio desvirtuándolo, en mi opinión, y convirtiendose en algo que poco tenía de diferente del resto de la izquierda.