martes, noviembre 16

De porqué mi abuela detesta a los alemanes

Entre ayer y hoy han pasado dos cosas curiosas, o por lo menos a mi me lo parecen.

La primera es que anoche fui a visitar a mi abuela que estaba ingresada en el hospital. De momento no parece nada serio pero agradeceré que os acordéis un poquillo de ella en vuestras oraciones. Mi abuela es la mejor narradora que conozco y ayer nos deleitó con la historia explicativa de porque detesta a los alemanes. Lo hizo con su voz lenta, entera, suave, esponjosa y a la vez firme, con un acento andaluz que no se ha reducido ni un poco a pesar de los años que lleva viviendo.

Transcribo la historia pero advierto que mi escrito no va a hacer mérito a la narradora:
"De niña vivía con mis padres en una casita que estaba en la carretera de la Trassierra. Mi madre tenía un corral para guardar las gallinas. Precioso, con su pestillo y todo. Por las mañanas, estos son cosas de mujeres, les abría la puerta del corral a las gallinas para que cruzaran la carretera y se fueran a picotear al prado que había al otro lado. Por la tarde las llamaba:

- Pitas, pitas, pitas.

Y, oye, las gallinas volvían una tras otra y se metían en el corral.
Pero claro, los alemanes pasaban por la carretera, con sus cañones y camiones llenos de soldados. Y cuando mi madre contaba las gallinas: una, dos, tres,...... siempre le faltaba una. Mi madre se ponía enferma del disgusto y decía:

- Que gente má' malasombra

Todos los días lo mismo. Y mi padre le decía:

- Pero, niña, ¿que manía tiene' con haser salir a la' gallina' al prao, si en el corral le' puede' dar un triguillo estupendo de ese que compramo' en....[en esto mi abuela se da la vuelta y le pregunta a mi abuelo: "¿Donde compraban mis padres el triguillo?"- mi abuelo sonríe encantado de poder meter baza en la historia y dice: ¡En Rodrigue' Hermano'!- y mi abuela: "¡Eso, en Rodrigue' Hermano' que era una gente riquísima de Córdoba que tenía un cortijo estupendo y vendían triguillo para los animales"] ....en Rodrigue' Hermano' y ponen uno' huevo' e'traordinario' con do' yema' y tó?.

Y mi madre le contestaba:

- ¡Ea! pue' porque quiero que coman hierba y gusanillo' y esa' cosa' que le gu'tan a la' gallina'. Y vienen esto' tio' malasombra con su' camione' y me matan a la' gallina'.

Desde ese día- sentencia mi abuela- detesto a los alemanes. Y eso que ayudaron a Franco, pero Franco siempre los puso en su sitio, que es donde deben estar."

Hoy me he cruzado un par de emails con mi buen amigo R., que además es cliente, español por la gracia de Dios y franquista hasta la muerte. Hablábamos de cosas del mundillo financiero y me decía:

"Para el año que viene veremos muchos problemas en Comunidades Autonomas y Ayuntamientos y esto con toda seguridad afectará al Reino de España.

Estamos rodeados de incompetentes y eso lo vamos a pagar.

Alemania está conquistando Europa pacificamente, eso es buena noticia. Desempolva tu pantalón tiroles (ese con el cual sales en la foto en facebook en la oktoberfest) que vienen los nuestros."

Seguro que hay interesantes conclusiones que sacar, pero estoy muy cansado y no me apetece. Escribo esto simplemente porque quiero conservarlo y porque las cosas que me escribe mi amigo siempre me hacen muchísima gracia. Y las historias de mi abuela son un tesoro muy particular.

¡Ah, se me olvidaba!. Mi abuela es descendiente de alemanes. De los que repoblaron las zonas mineras de Córdoba y Jaén en el siglo XVII.  La fisonomía germánica es palpable en la familia. Mi abuela nació en Pozoblanco.

13 comentarios:

Galsuinda dijo...

Rezo por tu abuela y no nos prives de sus narraciones.

Interruptor dijo...

¡¡¡Leches!!! No me digas que tienes ascendencia del Valle de Los Pedroches. Mi padre es de allí, y por supuesto mis abuelos (que en paz descansen).

Fray_Fanatic dijo...

Yo ya lo dije hace tiempo: Entre ser provincia de Alemania y ser la Argentina de Europa, me quedo de calle con lo primero.

Fernando dijo...

¿Hubo cañones alemanes en Córdoba? Ilumina la ignorancia de los que somos analfabetos, Embajador, no sé a qué te refieres.

Y, sí, ojalá nos invada Alemania. Hay que optar entre ser Alemania o ser Argentina, por ahora vamos hacia Buenos Aires, yo quisiera que acabáramos en Munich.

Rezaré por tu abuelita.

Anónimo dijo...

¡Qué lástima que no fuese Alemania la que enviara barcos llenos de alimentos cuando España se moría de hambre!

¿En el '76 les hicieron una lobotomía nacional?

- Argentino nieto de españoles que hubiesen preferido morir antes que ser ingratos con el país que los cobijó

Embajador en el Infierno dijo...

Galsuinda- Muchas gracias Galsu, a ver si me animo a poner más, porque las hay a montones.

Interruptor- Si al final vamos a ser primos.

Fray- Yo no me quedo con ninguna de las dos cosas, prefiero una España grande. Pero vamos a lo primero.

Fernando- Bien parece que soldados alemanes si que hubo. Lo de los cañones no tengo ni idea.

Personalmente no tengo nada contra los alemanes, pero me siento bastante más vinculado a los argentinos por multiples razones.

Anónimo- No te lo tomes tan a pecho, hombre. Aquello se sigue recordando. Es más soy de la opinión que Argentina nos dio generosamente, y sin embargo Alemania nos han inflado como a la oca antes de sacarle el foie.

Fray_Fanatic dijo...

O de la grandeza, lamentablemente, no está entre las opciones posibles ahora. Si nos lo hubiéramos empezado a trabajar antes...

rojobilbao dijo...

A Alemania sólo le interesamos como mercado casutivo y esolo tiene hace tiempo.Despreocuparse, AR!

Seneka dijo...

¡Je!, menudos pájaros los alemanes esos.

Mi padre (era un crío) conoció a un teniente mecánico de la Legión Cóndor acuertelado en Ponferrada en aquella época, que siempre decía al ver pasar a algún cura: "Mientras no acabeis con esos cuervos no podreis hacer la revolución".

Parece que tanto los cuervos como los pollos tenían pocas posibilidades de supervivencia con esa fauna teutona.

Seneka dijo...

Fernando, muy probablemente los cañones que recuerda la abuela del Embajador fueran de una batería antiarea de la Legión Condor.

La LC tuvo destacada en aquella zona una pequeña escuadrilla desde poco antes de la caída del Santuario de Nª Sra. de la Cabeza y hasta la desaparición dl frente rojo en esa zona (creo).

Pablo dijo...

Acabo de estar con un primo tuyo que contaba esa misma anécdota de vuestra abuela, pero con mucha menos gracia. Es que tu blog tiene una chispa que no hay color.

Anónimo dijo...

No, si al final también vas a ser medio pariente mío. Mi tío abuelo era de Santa María de Trasierra. Que por cierto creo que Rodríguez Hermanos sigue existiendo como empresa, aunque ahora con el nombre de Aceites Monterreal.

Embajador en el Infierno dijo...

Pablo, Pablo.....

Anonimo- Pues hombre escribeme y dime quien eres y así vemos si somos primos. Muchas gracias por el dato de Rodriguez Hermanos.