miércoles, noviembre 24

Golpe de Estado por lo civil

¿De verdad alguien se cree que personajes como Alierta, Angel Cano, Alfredo Saenz o Juan Abelló se van a significar políticamente así, de motu proprio, sin anestesia ni nada?. No, hombre, no. Como suele ocurrir en estos casos, las cosas con toda probabilidad han ocurrido de manera bien distinta a como las cuentan los periódicos y televisiones.

Mi personal y conspiranoica apuesta es que esto ha ocurrido precisamente al revés de como se ha narrado. O sea, las instrucciones de preparar y mandar el documento vienen de muy arriba, concretamente de arriba del todo. Para ser más claros: vienen del señor que actualmente okupa el Palacio de la Zarzuela.

La estrecha relación de Eduardo Serra con Juan Carlos de Borbón es bien conocida, como conocido es por todos que el cargo de Ministro de Defensa con Aznar se lo debe el primero al segundo. De modo que apuesto doble contra sencillo a que Papá Oso le ha sugerido a Serra que organizara el cotarro, que le presentara un documento con apoyos suficientes para que el pudiera ir a los líderes de la partitocracia y decirles: "Señores, esto hay que cambiarlo. La "sociedad civil" ha hablado".

Solo con instrucciones de arriba del todo se ponen tan descaradamente en movimiento todos los anteriores y algunos más en un asunto de tan clara significación política. Como en el 23F, vamos. Solo que esta vez "por lo civil", en feliz definición de Seneka mientras comíamos hoy.

Acerca de quien le ha ordenado a Juan Carlos organizar la maniobra (porque obviamente no se le ha ocurrido a él), tengo mis dudas, pero no puedo dejar de
pensar en la reciente, imprevista e intempestiva audiencia que el asesino de Mitrofán concedió a Laurence Fink. Personaje absolutamente desconocido para el común de los mortales, pero perfectamente identificable por cualquiera que sepa algo del mundillo financiero, por ser el amo de la mayor gestora de fondos de inversión del mundo, llamada Blackrock, con capacidad, por tanto, para dar órdenes taxativas a casi todo hijo de vecino. Juan Carlos se le puso firmes en cuanto al Sr. Fink le plugo.

Coincidencias, supongo.

18 comentarios:

Apunte y Crítica dijo...

Muy interesante. A propósito, no sería "plugió", sino "plugo" (irregular).
Y saludos a S3n3k4 de parte de falc.

Embajador en el Infierno dijo...

Bueno, también podría haber plugido, pero en este caso es el sujeto plugó. Tienes toda la razón, muchas gracias Falc.

Ignacio dijo...

Tenida, ¿y no avisais?
Me voy a temer una conspiración.

Gonzalo dijo...

Leñe... a mí que me sonó raro eso de que fueran directamente an cá Borbón... y no caí en el currículum de Serra, con el que efectivamente esto encajaría perfectamente.

bitdrain dijo...

Muy avispado Sr. Embajador. A ver con que nos salen.

brigante dijo...

Me parece un análisis con bastantes visos de realidad.

Creo que sería plugo (sin tilde) en lugar de plugó.

Interruptor dijo...

Vaya una mente conspiranoica la tuya. Y luego me dirás que PP y PSOE se ponen de acuerdo para repartirse el poder y la pasta. ¡Sí hombre!

Fonso dijo...

Con Zapatero en Moncloa, Zarzuela a intervenido en varias ocasiones, se ha hecho notar más de la cuenta (la cuenta es no hacerse notar).

Con el petróleo y Marruecos interviene. Y con la política exterior en general también, salvo que algunos gobiernos vayan a la suya.
Con la crisis, en el ámbito político y económico se mueve. Primero con Marianico y en el PP se levantaron como leones (pobres!). Hubo unas semanas en la que la monarquía en los mass media estaba zarandeada por los voceros a la peperoni.

Me sorprendió que en la noticia que anunciaba la próxima "super covención" empresarial con ZP sacaran la foto de la Zarzuela como acto consumado
Me pregunté quién es el conspirador que filtró la foto, pero seguramente la filtraría alguien con la venia de Zarzuela para acallar a Marianico y que no haga más el imbécil.

Estoy de acuerdo con ud., sr. Embajador, solo que me decanto a pensar más bien que la iniciativa es de la Zarzuela, más que de los magnates-nates.

Fray_Fanatic dijo...

Yo, sin negar que muy posiblemente el Embajador ha dado en el clavo, me quedo con que las reformas que se proponen suponen de hecho:

1) Recuperar la independencia del Poder Judicial.

2) Poner un límite a la partitocracia.

Demasiado bonito para salir de una propuesta de Blackrock...

Fernando dijo...

Yo soy un chico sencillo, Embajador: si un empresario firma un papel diciendo que está cabreado y que le preocupa el futuro de España entiendo que lo hace porque está cabreado y porque le preocupa el futuro de España; y que si se atreve a hacerlo es porque intuye que Zapatero está cadáver, como ya hicieron Tomás Gómez y hace pocos días los artistas de la ceja.

¿Y el Rey? Si quiere cargarse a Zapatero no hace falta tanto laberinto. Basta con que en una inauguración diga, como quien no quiere la cosa, "estoy más tranquilo, me dijo ayer la prima Isabel que cuando quiebre España, el año que viene, la Reina y yo podremos irnos a vivir a Londres": en dos meses estamos votando.

Mendrugo dijo...

Muy bien visto, Embajador.

Sobre lo que pretenden estos empresarios palaciegos, está claro que piden independencia de la Justicia, por una cuestión de seguridad jurídica, y sobre todo responsabilidad fiscal de todas las administraciones.

Pero no quieren acabar con la partitocracia. Ni siquiera echar a las castas actuales. Quieren reducir la Ley D'Hondt; quitar a los nacionalistas el exceso de representación en las Cortes, aunque dejándoles mandar en sus feudos «con responsabilidad». Abrirían el juego a algunos partidos bisagra nacionales, pequeños y dentro del sistema. Pero nada de listas abiertas ni mucho menos mandato imperativo.

Ellos piensan y actúan en un medio de partitocracia y colusión.

Seneka dijo...

¡Falc, mon ami!!!
Un abrazote.

Embajador: yo apuesto que sea cual sea el objetivo, la operación se está desarrollando al margen de cual sea la volonté de sa majesté.

rojobilbao dijo...

Lo que importan son los resultados, pues los políticos no nos representan (y son de lo peor que hay en España) que decidan los que mandan (señores de dineros, of course)

Terzio dijo...

¿Vieron Uds. la otra noche (Miércoles) al calvo bola de billar que presentaba lo de la fundación (?) Everis en el noticiario 24-horas en TV1??? No dijo nada extraordinario (aunque lo decía con una pose estudiada, casi dramatizada, diría yo), una sarta de proclamas híper-dejá-vú. Se le echaron al cuello todos, el primero el locutor pequeñito que hace el programa, y luego los tres periodistas que estaban sentados en el mostrador, con los dientes quasi rechinando, todos insistiendo en 2 cuestiones:
- por qué al Rey?
- y ustedes quiénes son y quién les paga a ustedes?

La mar de divertido el ratito, la verdad.

Y yo me perguntaba cómo y por qué y por quién habían incluido al calvo bola de billar de Everis en 24-horas.

'

NIP dijo...

Para cualquier recién llegado a Madrid dar con La Moncloa últimamente es muy fácil, basta con mirar el cielo, y dirigirse hacia donde sobrevuelan los buitres. Zarzuela no sabe ni le procupa, la lista está en Londres.

Mendrugo dijo...

En varios sitios les llaman los «dueños» del capital o de las grandes empresas de España, pero su caso es otro y bien patético. Hablan por boca de sus mandantes que —sean Fink o Fonk— no se llaman Pérez ni López. Y se preparan para la inexorable toma de control de las empresas españolas por extranjeras. Cuando eso ocurra, esperan hacerse pasar ante la opinión pública por paladines de la españolidad, para que los nuevos amos les conserven la silla.

Embajador en el Infierno dijo...

Ignacio- Queríamos darte celos.

Gonzalo- Nos han fastidiado. Pero yo sigo con la duda de la procedencia de las instrucciones.

Bitdrain- Con nada bueno, como de costumbre. O con una comparecencia publica de Juan carlos en la tele para asegurar que el no tiene nada que ver con el tema y que lo que ha hecho es parar un peligroso golpe fascista.

Brigante- Es la última vez que me tiro el pisto usando una palabra chula.

Interruptor- Tampoco es cuestión de ponerse en plan radical, oyes.

Fonso- Bueno, yo digo eso mismo: que la iniciativa es de la Zarzuela. Lo que no tengo claro es quien ha sido el primer motor. Porque Juan Carlos no ha sido, de eso estoy seguro.

Fray Fanatic- Sospecho que las reformas políticas son lo de menos o incluso un bonito anzuelo y que nunca tendrán lugar. Estos lo que buscan son reformas económicas que les vengan bien a ellos.

Fernando- Pongamos las cosas en sus sitio: la inmensa mayoría de estos señores no son "empresarios" sino "directivos", que es un asunto importante más allá de la pura semántica.

Sobre lo que les importa España a estos señores directivos de empresas multinacionales que se empeñan por ocultar ardientemente la españolidad de las mismas en estos momentos en que la españolidad no ayuda (y esto lo digo porque lo conozco de primera mano y no me lo invento)....pues prefiero no juzgar.

Por otro lado estoy de acuerdo contigo: este movimiento no persigue solamente largar a Zapatero, de la misma forma que la "solución Armada" no perseguía simplemente echar a Suarez. El asunto es de más calado.

Mendrugo- La colusión partitocrática alcanza a las grandes empresas y bancos. Unos financian a los otros, se necesitan. A estos los cambios políticos no les importan, lo que quieren son cambios económicos, que - estate seguro- no van a redundar en un mayor bienestar o tanquilidad para la gente de la calle.

Seneka- Partimos de la base de que sa ilegitime majeste no tiene más voluntad propia que la necesaria para decidir entre malta y bourbon.

Rojobilbao- Precisamente lo que temo son los resultados.

D. Terzio- Recomiendo un antiguo libro de Esparza, hoy ya olvidado "La TV: invento del Maligno". A mi me abrió los ojos. Luego no hay tele. Aclareme lo del "deja vu"...¿deja vu de qué?

NIP- ¿La lista?

Mendrugo- Amén, si señor.

Terzio dijo...

Que todo está muy visto, hijo. Desde un calvo serio profetizando venturas, a la proclama de un possumus! sin fondo.

p.s. No sé quién Esparza; pero dile que el maligno lo que inventó fue la tentación, para lo cual lo mismo sirve una manzanita, que un libro, que una tele, que un telón. Variaciones sobre un mismo tema, modalidades.

'