lunes, diciembre 6

Golpe de Estado por lo civil (y III) [Corregido]

Interesante reflexión vista en los comentarios al blog de Enrique García-Maiquez:

¿Y para qué iba Zapatero a forzar un decreto que le priva de una facultad que nadie le puede obligar a emplear? Eso mismo diría yo si le hubiera visto comparecer para explicar la medida adoptada o, al menos, hubiera visto su firma al final del Decreto. Pero ninguna de las dos cosas ha ocurrido.

En el PSOE saben que, como aclara la encuesta de El País de este domingo, las elecciones generales que se convocaran ahora las perderían por goleada. Y saben igualmente que si dejan a Zapatero al frente del Gobierno hasta que se celebren, lo más probable es que también las pierdan. Su única oportunidad de victoria pasa por que Zapatero dimita y se ponga al frente del Gobierno alguien con pinta de ser capaz de enderezar el rumbo. Y si tal relevo pudiera hacerse antes de las autonómicas y municipales, mejor que mejor, a ver si algunos presidentes autonómicos y alcaldes socialistas son capaces de salvar los muebles.

La cuestión es que quienes se postulan para sustituirle, al menos Rubalcaba y Bono –pero debe de haber más– quieren que la dimisión se produzca en el momento que más le convenga a cada cual, por lo que pueden estar interesados en que Zapatero aguante o que dimita según cuando sea. Y, mientras tanto, él tratará de sobrevivir todo cuanto pueda con la amenaza de que, si no le dejan, convoca elecciones y se joroban todos. Pues bien, esa amenaza es un arma que ya no tiene. Y, qué casualidad, por haber decretado el estado de alarma.

Sigan muy atentos a la pantalla que seguirán pasando cosas.

Resumiendo: el estado de alarma es consecuencia de luchas intestinas en el PSOE. Me cuadra. Es muy de izquierdas. Pero sigo pensando que el asunto va más allá.

Por otro lado, me ha venido a la cabeza estos días cierta discusión que tenía yo con un amigo en la que, para variar, estábamos arreglando España en cinco minutos. Otro que nos escuchaba interrumpió de repente la conversación y dijo: "La verdad es que no se porque dais tantas vueltas a asuntos tan enjundiosos. A la gente lo único que le preocupa es el tiempo que va a hacer el fin de semana.". Y nos callamos porque el tío tenía toda la razón. Esto ayudará a entender porque ha pasado lo que ha pasado cuando ha pasado.

CORRECCIÓN:
Me dice Enrique G-M que el comentario no es tal sino un extracto del artículo publicado por Emilio Campmany en Libertad Digital. El artículo entero se puede leer aquí.

9 comentarios:

Ignacio dijo...

Yo no leo eso, que las ultimas acciones de esa banda me dan la impresión de que han debido ser mordidos por zombis.

MABS dijo...

Esta reflexión de Federico Quevedo en La Gaceta es también bastante interesante:

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/opinion/rapto-democracia

rojobilbao dijo...

El gobierno se plantea alargar el estado de alarma en vista que tan bien nos ha entrado a los españoles (cosas de la vaselina, diría Zerolo) y en ese caso queda prohibido disolver las Cortes y convocar elecciones generales.

me se de uno que por no abandonar el poder es capaz de convencer a quien sea (quizá baste con convencer a un par de nacionalistos) para no abandonar la poltrona.

Mendrugo dijo...

Tranquis, chicos, que nuestros nuevos amos son unos padrazos y, sabiendo las ganas que tenemos los españoles de «echar a Zapatero», no nos van a privar de ese gusto. Habrá elecciones, y Zapatero será echado. De hecho las van a retrasar lo más posible, para que Rajoy saque una mayoría holgada. Y porque entre tanto debe ser Zapatero quien nos atice los primeros decretazos que declaren abolido el estado del Bienestar, el sistema de pensiones, los derechos de los trabajadores, el estatuto de los funcionarios...

rojobilbao dijo...

Y porque entre tanto debe ser Zapatero quien nos atice los primeros decretazos que declaren abolido el estado del Bienestar, el sistema de pensiones, los derechos de los trabajadores, el estatuto de los funcionarios...

No caerá esa breva.

Embajador en el Infierno dijo...

Ignacio- Bueno, a veces hasta los zombis dicen cosas interesantes.

MABS- Gracias por la referencia aunque te confieso que Federico Quevedo me parece un tostón.

Rojobilbao- Cierto es que en España hemos visto auténticos juegos de malabarismos para no apearse del sillón, pero es que esto es demasiado. Hay más, estoy convencido.

Mendrugo- Bastante de acuerdo. Zapatero está ya finiquitado y por tanto se le debe utilizar para tomar todas las medidas desagradables que se pueda.

Natalia Pastor dijo...

El sometimiento de los controladores a la jurisdicción militar es plenamente inconstitucional, puesto que el artículo 117.5 de la Constitución limita la "militarización jurisdiccional" de los civiles a los casos de proclamación del estado de sitio. Estado de sitio que no se ha proclamado en España.

No sólo lo pienso yo; lo dicen los catedráticos D. Pedro Cruz Villalón y Enrique Alvarez Conde, catedrático de derecho Constitucional de la Universidad Rey Juan Carlos I.

La ilegal aplicación del estado de alarma, que califica de "gravísima", y la totalmente inconstitucional militarización de los controladores.

Hoy, La Gaceta dedica su portada a cuestionar la legalidad de la medida adoptada por el Gobierno y recoge la opinión de distintos juristas al respecto. Entre ellos están el catedrático de Derecho Procesal Manuel Lozano, quien declara que había que haber decretado el estado de sitio para poder militarizar a los controladores y que lo ha hecho el Gobierno es "una aberración", y el profesor de derecho constitucional de la UNED Carlos Vidal, que advierte que "cuando la Ley habla de calamidad, se refiere a catástrofe natural, no a otra cosa", por lo que el estado de alarma no podía haberse decretado.

El Mundo, por su parte, incluye un extenso y documentado artículo del Catedrático de derecho Penal de la UCM, Enrique Gimbernat, quien incide en lo mismo: en la radical inconstitucionalidad de la militarización de los controladores, puesto que no se ha decretado el estado de sitio. Recuerda Gimbernat que, además de que el artículo 117.5 de la Constitución es muy claro al respecto, existe jurisprudencia del Tribunal Constitucional: concretamente una sentencia del año 1982.

Estamos por tanto ante una clamorosa "patada en la puerta" a la Constitución efectuada el sábado por el Gobierno. Porque nos encontramos ante un golpe institucional sin precedentes en nuestra democracia: la ilegal suspensión de derechos constitucionales por parte de un Gobierno.

Es gravísimo dejar a la discrecionalidad del Gobierno, a través de decretos, determinar cuáles son los servicios esenciales y cuándo esos servicios se han paralizado de manera grave.

Por mucho que sea el mal que hayan hecho los controladores, por muy odiado que sea el colectivo, por mucha censura que merezcan sus acciones... lo que han hecho los controladores es infinitamente menos grave que ese atentado contra las libertades y contra la legalidad que el Gobierno ha perpetrado.

Si se tolera esta aberración, la seguridad jurídica queda sustituida por la arbitrariedad gubernamental.

Yurremendi dijo...

Embajador:

Podéis seguir comadreando y contando cuentos de brujas, es muy entretenido, sobre todo en estas congeladas tardes de invierno que estamos sufriendo por el norte.

Un "golpe de Estado" a estas alturas, ¿para qué? ¿Qué podría cambiar que no haya cambiado -y que, ceteris paribus, no vaya a seguir cambiando- desde 1986, fecha de la renuncia firmada de la soberanía española? Si es que no hace falta "golpe" para nada, que ya estamos "golpeados" de sobra desde hace tiempo.

Si no, dime, ¿qué va a cambiar?

Embajador en el Infierno dijo...

Natalia- Me parece de admirar el candor que ponéis algunos en el asunto este constitucional. Hace ya años que al texto del 78 llevan dándole toda clase de patadas en la puerta (unos por acción y otros por omisión), y que la seguridad jurídica ha sido sustituida por arbitrariedad, no ya gubernamental, sino oligárquica. El mismo texto del 78 y la historia de como se sacó adelante, es una prueba palpable de lo que digo. A los que sois tan puntillosos con los procedimientos os sugeriría que estudiarais con cierto detalle esa historia y os daríais cuenta de que, solo en base a los procedimientos, el texto del 78 es ya ilegal (como todos los anteriores empezando por el de 1812). No entro siquiera en la incoherencia que supone afirmar cosas como la "indisoluble unidad de la nación española" y ser firme constitucionalista a la vez porque he comprobado fehacientemente que es inútil. Supongo que el riesgo de cortocircuito cerebral crítico es demasiado alto como para siquiera llegar a considerar tal cuestión.

Por lo demás, parece que al Ministerio de la Oposición todo esto de los controladores y las medidas tomadas por el gobierno les parece fetén. Esto es lo que quiero decir con la arbitrariedad oligárquica.

Yurremendi- No me creo que precisamente tú me estés preguntando esto. ¿Que va a cambiar?. Va a cambiar todo para que no cambie nada. Como siempre.

Pero hay que hacer el paripé, el pressing catch, para que la ciudadanía se divierta y se crea que "las instituciones funcionan".