domingo, diciembre 19

Gracias a Enrique García-Máiquez



Enrique, que además de ser profesor, poeta y columnista tiene un blog llamado Rayos y Truenos ha tenido la......(no se si decir "amabilidad", "humorada", "deferencia",.......) de mencionar este blog en su página del semanario Alba (pinchando en la imagen se hace más grande).

Como ya le dije antes de que perpetrara el asunto, yo estoy encantado, la embajada regocijada y mi madre y suegra aliviadas porque eso de salir en Alba seguramente quiere decir que hay posibilidad de redención en mis tendencias radicales y extremistas.

Me permito un comentario sobre la radicalidad y el extremismo del que esto suscribe. Mi abuelo era un señor enorme de alma y cuerpo. Un de esas personas que los ingleses llaman: "a character greater than life". Embuchaba que era una gloria verle. Luego, eso si, se tomaba el café con sacarina, porque el sentido del humor le desbordaba. Además era un católico cabal, aunque creo que la palabra "cabal" se le queda muy corta, y solo hay que ver la herencia que dejó para entenderlo.

De modo que en cierta ocasión que estaba el hombre bastante atareado con un cochinillo asado o similar alguien de la familia, pensando que había tenido la idea más genial para conseguir que el abuelo moderara un poco sus hábitos alimenticios, apeló a su sólida fe:

- ¿Pero no crees que lo tuyo ya es gula?

Y respondió mi abuelo:
- ¡Uy, gula!. Pues no me queda todavía para la gula....

Lo mismo digo yo, no sin cierta pena, sobre la radicalidad y el extremismo de este blog y su autor.

En cualquier caso, muchas gracias a Enrique por haberse acordado de esta página.

10 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Dichoso tú, Embajador, cuya suegra queda aliviada por verte en Alba. La mía no quedará tranquila hasta verme entrevistado en el Cosmopolitan.

Bravo por tu abuelo. Hubiese querido disponer de más espacio para recomendar tu blog, pero es el que hay. Estoy contento, sin embargo, con este juego de palabras: "de corte carlista".

Ojalá te haya conseguido algunos lectores más, que saldrán ganando.

Gonzalo dijo...

Al embajador lo que de verdad le ha emocionado, Enrique, es que su reseña la ilustre nada menos que Don Alfredo.

;-)

E. G-Máiquez dijo...

Supongo que el que elige las fotografías se confundió y leyó: Embajador del Infierno.

Javier Sánchez Martínez dijo...

Embajador:

Discúlpeme. Ocupaciones y desidia lectora han hecho que hasta hoy no leyera esta entrada.

Le felicito muy cordialmente.

Lo de finos análisis políticos es muy verdadero y lo comparto; las soluciones... en fin ya sabe un poco cómo respiro.

Pero de verdad que le felicito.

Mi página, que ni mucho menos es política, aún no sale en revistas moderadas, ¡qué le vamos a hacer!

Un fortísimo abrazo

Quinto Sertorio dijo...

Hace algunos años vi un anuncio japonés muy simpático en el que una suegra recogía en el coche a su hijo y a su nuera.
La suegra entonces comenzaba a quejarse de lo flaco y desmejorado que veía al hijo y aventuraba que seguro que comía poco.

El hijo era un japonés de lo más orondo, gordo como una bola.

Si lo que le preocupa a tu señora suegra es tu "radicalidad y extremismo" nada de que preocuparse y nada que temer.

Aunque ya se sepa que suegras aparte hay quien considera radicales las cosas más curiosas.

Chemuky (aquest any si!) dijo...

En alguna charla etilica, hace ya unos cuantos años, comentabamos la importancia de combatir el mal "desde adentro" argumentando, con profundidad teologica -tambien de origen etilico- que habia que cambiar, de una vez por todas, aquello de que "los hijos de este mundo son mas sagaces en sus negocios que los hijos de la luz".
Dicho y hecho, nos propusimos como punto primero (y unico hasta la fecha) de nuestro "business plan" una inspeccion concienzuda de la noche madrileña eso si, de frecuencia anual.
La edad y algunas incomprensiones por parte de las brujas han hecho disminuir nuestro fervor evangelico con el paso de los años. Sin embargo me pregunto que tendra que ver, en su origen, el titulo de la bitacora con las correrias de su autor, principal defensor del argumento "para combatir al enemigo es necesario conocer bien su modus operandi".
En conclusion, nunca dude de que es "Embajador en el infierno" (o "Embajador desde el infierno") y no "Embajador del infierno".
Bon Nadal a todos y, en especial a la Embajadora, a las embajadorcitas y, por supuesto, al Embajador desde Catalonia.

San Isidoro dijo...

¡Vaya Embajador, estás de moda como el garbancito!

¡Enhorabuena!

¡Y felices Pascuas!

Maria Jesus dijo...

Rayos y Truenos es un antiguo blog amigo mio, así que enhorabuena, tienes una buena recomendación.

Feliz Navidad Embajador.

UYn abrazo

Fernando dijo...

Querido Embajador, feliz y santa Navidad en compañía de la Señora Embajadora, de las encantadoras terciarias, de tus demás familiares y de tus amigos.

Felicidades, a ver si al menos tenemos estos días tranquilos.

Embajador en el Infierno dijo...

Enrique- Me he muerto de la risa con lo del Cosmopolitan, aunque pensandolo bien igual a la mía le pasaba lo mismo. No se. Y el juego de palabras estupendo aunque de eso, de momento, no haya demasiado. Muchas gracias de nuevo.

Gonzalo- En el fondo soy un rendido admirador de nuestro Fouche nacional.

D. Javier- Muchas gracias por tener la amabilidad de pasarse por aquí y mandarme sus felicitaciones. Me acuerdo de usted practicamente todos los días, ya sabe porqué. Espero que vaya habiendo buenas noticias. Un abrazo y feliz Navidad.

Quinto- Tengo que decir que mi suegra es lectora habitual (y de las primeras) de este blog. De modo que mi protesta era, como en el anuncio, por vicio más que otra cosa.

Chemuky- ¡Ahí le has dao!. Entre las muchas explicaciones que se han dado al nombre de esta bitácora esa es de las mejores. Claro que los demás no tenían el disgusto de conocerme tan bien como me conoces tú. Muy feliz Navidad y que aproveches para disfrutar la manita en familia.

San Isidoro- Si, de moda de esas pasajeras. Un abrazo para ti también y Feliz Navidad.

María Jesús- Nunca lo he dudado. Feliz Navidad para ti también.

Fernando- Estimado amigo, aunque sea vitual, estos días son de todo menos tranquilos. En cualquier caso se hará lo que se pueda. Muy feliz Navidad par ti y los tuyos.