jueves, enero 6

El enigma de la cocina inglesa por fin desvelado

"Se sentaron los cinco a la mesa, dejando una silla y un cubierto para el hermano ausente y uno más a la izquierda de la señora duquesa. Ésta comprobó que todo estuviera en orden e hizo una señal a su marido, el cual asintió e inclinó la cabeza. Todos le imitaron salvo Anthony Whitelands, y el duque bendijo los alimentos que iban a tomar. Cuando acabó y los comensales levantaron la cabeza, preguntó Lilí si los protestantes también bendecían la mesa. Su padre la reprendió por su indelicadeza, pero el inglés respuso amigablemente que los protestantes eran muy aficionados a las oraciones y que leían pasajes de la Biblia en todo momento y ocasión, 

      - Pero los anglicanos nunca bendecimos la mesa y, en justo castigo, en Inglaterra se come muy mal."

(Tomado del libro Riña de gatos de Eduardo Mendoza)

Este libro promete. Me lo han traído los Reyes Magos. Espero que se hayan portado estupendamente con vosotros también.

18 comentarios:

Javier Vicens y Hualde dijo...

Bueno, esta entrada es un regalo para mí. Disfruté mucho con "Sin noticias de Gurb" y me aburrió mucho "El tocador de señoras".
"Riña de gatos", a juzgar por la cita, promete.
Voy a ver si lo encuentro.

AMDG dijo...

La princesa de la casa me ha regalado el CD de s. Boyle, The Gift.

El otro año me regaló el primero.

AMDG dijo...

Por cierto, me acabo de leer Mere Christianity, del hereje anglicano C. S. Lewis.

Edificante. Lo mejor que conozco para universitarios (o al menos bachilleres de provecho) que hayan dejado enfriar la fe.

Coronel Kurtz dijo...

Me parece que eso de la mala cocina inglesa es un mito... alimentado por los mismos ingleses, para que cuando los visitemos nos contentemos con la comida rápida dejándolos a ellos con sus manjares.

Lo dice un fanático de los puddings --desde el Yorkshire hasta el Christmas--, la salsa Worcester, los scons y los fish & chips, con té o una buena Ale amarga según el caso. No hay con qué darles.

Embajador en el Infierno dijo...

D. Javier- Hace tiempo un correligionario carlista que entiende muy mucho de literatura me sorprendió hablándome bien de este Mendoza, no tanto por sus dotes literarias pero si por escribir unos libros que tenían mucha gracia (me contó noseque de uno que era de un marciano católico) y como este libro que ahora leo además era del Madrid de la pre-guerra (mis favoritos) no me pude resistir y se lo pedí a los Reyes. De momento es verdad que tiene mucha gracia. Literariamente no le daba mucha nota, pero yo de literatura tampoco entiendo mucho.

AMDG- Hombre, CS Lewis no era un hereje sino un cismático. Yo no he leído nada suyo, confieso.

Coronel- Aprovecho yo también para salir del armario gastronómico y decir que soy un enamorado de las bangers, fish and chips, yorkshire pudding, baked beans y el cordero en salsa de menta (odio el cordero, pero el inglés en salsa de menta me gusta mucho). En mis tiempos de joven profesional en Londres (no andaba mal de dinero y no tenía responsabilidades) iba una vez al mes a "Rules", un restaurante tradicional inglés que está en Covent Garden y que tenía precios bastante prohibitivos pero donde la comida era más que excelente, predominando la caza.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Hoy he comido cordero -iba a decir como Dios manda, pero no lo digo- sin salsa de menta. Nos han dado a elegir puré de castañas, una especie de mermelada de manzana y otras salsas extravangantes para acompañarlo. Como éramos católicos todos los que estábamos a la mesa hemos bendecido la mesa y hemos dejado las salsas y nos hemos zampado el cordero como Dios manda. Ya lo he dicho.
Sé que puedo parecer intransigente, pero uno empieza bebiendo batido de fresa o Coca-Cola con el arroz -como en Colombia- o poniéndole salsas raras a la carne y luego pasa lo que pasa, que se pierde la fe, se estraga el gusto y se olvida uno de las buenas maneras y acaba uno militando en el Know Nothing.
¡Feliz Navidad!

Embajador en el Infierno dijo...

Jajajajaja.¡Amén, padre, Amén!. Que al fin y al cabo lo de la salsa de menta es una receta anglicana. No perdamos de vista las verdades objetivas.

Los carlistas tenemos un dicho: ¡Se empieza cruzando por el paso de cebra y se acaba jurando la constitución!.

McMurphy dijo...

Well,it sounds really good... ya me diras.
A mi me han traido "La filosofia de Los Soprano" (entre otros) y me parece interesantisimo.
Un abrazo

rojobilbao dijo...

Durante la presentación de su última novela nos regaló Mendoza sus opiniones sobre el recientemente visitante en Santiago, Benedicto XVI:

"¡Por el amor de Dios, usted es un analfabeto!"

"¿cuántas Iglesias se queman hoy en España?"

"Ninguna. Y si se queman, se queman por un cortocircuito y allí es que iban a echar gasolina y poner fuego".

"en aquella época (en referencia a los años 30) la gente quemaba iglesias". "Claro que también la Iglesia quemaba gente antes"

Que le lea su p. madre, si le quedan ganas. Y no entro en la calidad literaria, que quizá le sobre, pero que ya es lo de menos.

Embajador en el Infierno dijo...

McMurphy- Eso de la filosofia de los Soprano suena incluso mejor. Espero que lo comentes.

Rojobilbao- Muchas gracias, hombre, por aguarme la fiesta. De momento en ese aspecto el libro iba sorprendentemente razonable. Pues nada, será el primero y el último.

unavozcontraelviento dijo...

A mí me lo ha traído de regalo el pirata Drake, jajajaja. Me ha llegado por correo electrónico esta mañana. Me lo leeré este fin de semana, si me dejan los angelitos (la turba furiosa de hijos que me tengo), y os comentaré qué me ha parecido, aunque soy muy escéptico con los libros que tratan sobre la cruzada.

AMDG dijo...

He hecho una busqueda en Google:

"herejes anglicanos": 181 resultados

"cismaticos anglicanos": 82 resultados.

No es por goleada, pero...

Al Neri dijo...

A mí me han traído la biografía de Creix, el comisario responsable de la Brigada Político Social de la policía franquista, un tema muy jugoso.

rojobilbao dijo...

Embajador, touché. Debí esperar 15 días y no amargarte la lectura.

Hecho el gasto disfruta de la lectura asumamos que lo que pretendes es conocer al "enemigo".

Josefina dijo...

"Hoy he comido cordero -iba a decir como Dios manda, pero no lo digo- sin salsa de menta. Nos han dado a elegir puré de castañas, una especie de mermelada de manzana y otras salsas extravangantes para acompañarlo. Como éramos católicos todos los que estábamos a la mesa hemos bendecido la mesa y hemos dejado las salsas y nos hemos zampado el cordero como Dios manda. Ya lo he dicho.
Sé que puedo parecer intransigente, pero uno empieza bebiendo batido de fresa o Coca-Cola con el arroz -como en Colombia- o poniéndole salsas raras a la carne y luego pasa lo que pasa, que se pierde la fe, se estraga el gusto y se olvida uno de las buenas maneras y acaba uno militando en el Know Nothing.
¡Feliz Navidad!"


Jajaja! Buenísimo comentario.

mjack dijo...

Riña de gatos es una de las novelas más ligeras de Mendoza, no creo que iguale a sus grandes obras (La verdad sobre el caso Savolta y La ciudad de los prodigios). Me parecen ignominiosas las declaraciones de Mendoza sobre la figura de José Antonio calificándolo como memo, máxime cuando, en la época en que se desarrolla la acción de la novela, cayó el jefe de Falange preso (14 de marzo de 1936) y ya no volvería a conocer la libertad, siendo fusilado, como es bien sabido, el 20 de noviembre de 1936 en el patio de la prisión de Alicante. Se nos presenta en la novela una imagen bastante frívola de José Antonio, que por esa época ya había dejado definitivamente atrás sus coqueteos con los círculos aristocráticos y vivía consagrado a la difusión de su mensaje y a la lucha por sus ideas, lucha que, a la postre, le costaría la vida.

Lo dicho, no esperaba algo así de Mendoza, escritor cuya trayectoria sigo puntualmente desde hace treinta años.

Ah, la del marciano católico es Sin noticias de Gurb, publicada originalmente por entregas en El País, sencillamente descacharrante.

Embajador en el Infierno dijo...

Unavoz- Según voy progresando menos me va gustando.

AMDG- Si lo dice google será así.

Al Neri- Pues comenta que te ha parecido porque interesante lo es y mucho.

Rojobilbaoz- En linea con lo que le digo a Unavoz creo que deberías haberme advertido antes.

Mjack- Insisto con lo dicho arriba: según va progresando el libro me gusta menos. Y la parte de los personajes políticos es pura bazofia. Conozco bien la trayectoria de Jose Antonio y efectivamente el parecido del que describe en el libro con la realidad es pura coincidencia, simplemente ateniéndose a los datos históricos que tu señalas.

Perlimplín dijo...

De Mendoza lo único salvable es Sin noticias de Gurb, el marciano que para pasar desapercibido en Barcelona tiene por costumbre disfrazarse del Conde Duque de Olivares.

Mendoza es un memo, y sus novelas, frívolas hasta el summum como mínimo, pero con esta novela me reí un rato largo y la recomiendo para desestresarse un poco.