lunes, enero 31

Libros: De la piedra al maestro

Libro que tiene dos partes. La primera es una entrevista al escultor japonés Etsuro Sotoo, responsable de algunas de las esculturas más importante de la iglesia de la Sagrada Familia en Barcelona. La segunda es un ensayo titulado "La fachada del Nacimiento del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Antoni Gaudí como texto teológico".

La parte de la entrevista no me ha dicho mucho, la verdad. Aparte de algunos detalles curiosos sobre las esculturas realizadas por el japonés. Unas palabras de este sujeto que si captaron mi atención fueron:

"Si trabajas con amor, toda profesión, manual o intelectual, es artística. El arte da la felicidad, cuando es bello es el esplendor de la verdad". 

Pero, en general, insisto hay poco donde rascar.

El ensayo que aparece como segunda parte es bastante más interesante porque recoge escritos y pensamientos de Gaudí que resultan muy inspiradores. Es el clásico escrito que le hace a uno interesarse vivamente sobre el pensamiento de Gaudí (se admiten recomendaciones).

Conclusión: Se podría haber sacado bastante más jugo al tema. El libro no es imprescindible pero tampoco es una pérdida de tiempo.

8 comentarios:

Coronel Kurtz dijo...

Tradicionalismo y Espiritualidad en Antonio Gaudí, de Cesar Alcalá y Javier Barraycoa (Editorial Actas, 166 págs.). No le leí, pero tiene buena pinta.

Embajador en el Infierno dijo...

Me lo apunto. Muchas gracias.

Enneas dijo...

A mí me gusto uno biografía de Rafael Álvarez Izquierdo. Si bien es cierto que lo leí hace mucho tiempo, guardo un buen recuerdo.

Anónimo dijo...

También recomendable el dossier que la revista Ahora-Información, incluyó en uno de sus números (no recuerdo cual).

Anónimo dijo...

Puede que el número 58.

Javier Vicens y Hualde dijo...

No parece usted muy entusiasmado con el libro. Yo acabo de zamparme -con fruición- un librito en el que conversan Jiménez Lozano y Gurutze Galparsoro. Se intitula "Una habitación holandesa", o algo así.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Perdón. He leído la advertencia que hace usted a los comentaristas. Bastaría con la primera -quitando lo de "sagradas"- para quedar advertidos. Porque un tipo respetuoso ni insultará a los demás comentaristas -aunque sean laicos, paganos o herejes- ni dejará spam. Digo yo, vamos.

Embajador en el Infierno dijo...

D. Javier, a veces conviene recalcar las cosas.

Enneas- Me lo apunto.