sábado, febrero 19

El humor y los teólogos

"Desde siempre los teólogos se han reído de los predicadores, de las reliquias, de las devociones populares, de la apologética elemental. Como los escépticos dogmáticos, se quedaron a medio camino: les falta reírse de si mismos. Dudan de todo menos de sí mismos. Y si alguna vez se interrogan a fondo sobre sus mismas ideas, más de uno comienza a vacilar en la fe. Les ocurre lo mismo que a San Pedro cuando caminaba sobre las aguas del lago y de repente se preguntó: ¿Como es posible que un cuerpo cuya densidad específica.....?; en ese momento empezó a hundirse".

(Tomado del libro "La jirafa tiene ideas muy elevadas" de Jose Mª Cabodevilla)

No tengo ni idea de quien es este Jose Mª Cabodevilla. El libro me lo colocó, más que recomendó, mi amigo, correligionario y jefe político (perdón jefe, pero es que uno ha sido cocinero antes que fraile), Javier Garisoaín, Secretario General de la Comunión Tradicionalista y dueño de Libros con Historia. Esta es una librería tanto real (tiene tienda en Pamplona) como virtual más que recomendable. Pinchad aquí para echar un vistazo.

Me dijo que últimamente había leído un par de cosas suyas, que no sabía quien era, pero que le estaba gustando mucho. Pues yo digo lo mismo. Voy por la mitad del libro y resulta, sobre todo, refrescante.

7 comentarios:

Ignacio dijo...

Si, pero es que es mentira.
Los teologos SIEMPRE han sido más que respetuosos con lo que ahora los obispos y demás heresíarcas llaman "Religiosidad popular" al hacer ese chiste, lo que conseguimos es dar rango de teólogos a cualquiera que haya leido a San Lucar de Barrameda versiculo dos, y cosas así, hay que ser muy cauto: a veces la trampa es sinuosa.

Embajador en el Infierno dijo...

Nada que objetar Ignacio.

Anónimo dijo...

Pues... como muy recomendable para leer en plan humor yo prefiero seguir releyendo a Chesterton o Wodehouse. Seguramente fue mejor sacerdote en sus últimos años. Pero famosillo sí era. Y humor mejor que el de Vidal-Bastante-Cortés ciertamente. Garisoain o Embajador sois jovenes. -Camino no tanto

Anónimo dijo...

Vida y obra de Cabodevilla, dejo el enlace largo porque es de la caché de la noticia de la CEE que ni la borran ni la dejan

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:iBShb7sUfBEJ:www.conferenciaepiscopal.es/actividades/2004/marzo_24d.htm+%22jose+maria+cabodevilla%22+naci%C3%B3&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=es&source=www.google.es

Javier Vicens y Hualde dijo...

La "Jirafa tiene ideas muy elevadas" fue el primer libro de C. que leí. me lo regaló alguien por mi ordenación hace casi 25 añitos. Luego leí el Pato apresurado (una colección de cartas en las que un ángel de la guarda se dedica a hablar bien a Dios de sus protegidos entre los que se encuentra una marquesa que era "la beldad, toda la beldad y nada más que la beldad) y algún otro. Escribía muy bien, era ingenioso, debía ser muy culto... pero tenía un puntito de amargura o de no sé qué... En fin.

Anónimo dijo...

Para divertirse, el P. Castellani.
Hernandarias

Ignacio dijo...

Mucho hablais, y mucho hablais, pero yo aun tengo por ver que alguien reivindique a D. Camilo, porque es lo que hace falta hoy, más capitanes y menos generales, que aquí, en dos golpes de pecho y tres manifestaciones muchos dan lecciones de teologia.
D. Camilo es el cura a reivindicar hoy, ese, y no otros. Ni refinamientos ni presuntas teologías; que no todos alcanzan a esa verdad, y se alienta la confusión