miércoles, febrero 9

Monarquía y anarquía

Bosco Suabia me manda esto:
"My political opinions lean more and more to Anarchy (philosophically understood, meaning abolition of control not whiskered men with bombs) — or to ‘unconstitutional’ Monarchy. I would arrest anybody who uses the word State (in any sense other than the inanimate realm of England and its inhabitants, a thing that has neither power, rights nor mind); and after a chance of recantation, execute them if they remain obstinate!… Government is an abstract noun meaning the art and process of governing and it should be an offence to write it with a capital G or so as to refer to people… The most improper job of any man, even saints, is bossing other men. Not one in a million is fit for it, and least of all those who seek the opportunity.”

Está tomado de una carta de Tolkien a su hijo.

Bastante de acuerdo con el párrafo aunque no enteramente. En cualquier caso explica muy bien la razón por la cual en mi casa, cuando se reza el Rosario, no se ofrece el segundo Padrenuestro del final por "las necesidades de la Iglesia y del Estado", sino por "las necesidades de la Iglesia y de nuestra Patria España". Lo recomiendo.

32 comentarios:

rojobilbao dijo...

AL pedir por las necesidades de España pones en un brete a la Virgen, que me parece que a tanto no llega, su amplia capacidad es limitada. :D

Javier Vicens y Hualde dijo...

Y yo sé de uno que, cuando reza el rosario, no dice "por las intenciones del señor obispo de esta diócesis" sino "por las buenas intenciones del señor obispo de esta diócesis".

Bosco Suabia dijo...

¿En qué no estás de acuerdo? Y, completamente aparte (o casi), ¿conoces a David Bentley Hart?

Gonzalo dijo...

Vaya... eso tranquiliza algo el que varios amigos me digan que cada vez me ven más anarquista...

Mendrugo dijo...

A todos los anarquistas (incluido Tolkien cuando se pone anarquista) les acomete el prurito de arrestar y ejecutar a gente, de dictar gramáticas y de legislar prolijamente sobre «todas las cosas y otras muchas más». Sin caer por ello en el «indecente oficio de mandar sobre otros hombres», claro está.

Mendrugo dijo...

Y rezar por las «buenas intenciones» del Sr. Obispo me parece un sarcasmo, don Javier. Rece si acaso por sus «intenciones buenas».

Yurremendi dijo...

"Por las buenas intenciones del señor obispo de esta diócesis"... en el supuesto de que esté en perfecta comunión con el Santo Padre, y en todo aquello en lo que el Santo Padre no se desvíe de la santa Tradición de la Iglesia.

Anónimo dijo...

Hazte el cuestionario del "Center for a Stateless Society" http://c4ss.org/quiz y nos dices cuanto de anarquista (a lo libertario americano eres).

Joaco dijo...

A mí también me da algo de repelús cuando en misa a veces se pide por el rey y las autoridades que gobiernan del país (por favor, habría que pedir que deje de haber rey y que haya otras autoridades muy distintas a las actuales). Trato de consolarme pensando que es posible pedir porque dimitan de sus cargos, que algún milagro les mueva a retirarse a algún monasterio o similar y se conviertan de todos sus pecados. Es una forma de pedir por ellos, y quizás la única adecuada. Con esta estratagema quizás podría evitar quedarme callado ante esta petición.

Mendrugo dijo...

Pues depón el repelús, Joaco. Hay que rezar por todos los que mandan (con más o menos autoridad, potestad o legitimidad, no te hagas la corbata un lío sobre eso: todo poder viene de Dios, también el del tirano). San Pablo pide que se rece «por los emperadores y por todos los constituidos en dignidad» (I Tim, II, 2). Y no porque aquellos emperadores fueran un monumento de política cristiana.

Quizá tenemos tan malos gobernantes porque no rezamos por ellos.

Así que por Zapatero, por el Rey (Juan Carlos o el Borbón, para quienes le tratáis con familiaridad), por la Ministra de Sanidad y por el Ministro de la Oposición (que mucho me temo que pronto sea promovido a más alto cargo). Por Botín... Y sobre todo por la Merkel.

Naturalmente, hay que pedir lo mejor para sus almas y para el bien de la Patria, que en muchos casos será que pierdan el poder. Como dice don Javier, no pedimos por sus intenciones.

Joaco dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices, Mendrugo. Ya he dicho que después de todo pido por ellos, incluso deseándoles lo que me parece mejor. Pero esto mejor dejarlo en manos de Dios, ciertamente.

Santiago dijo...

Mendrugo-

Tenemos malos gobernantes porque nuestros gobernantes son malos.

Y la opresión del tirano no viene de Dios. Lo que hay que hacer es distinguir entre "autoridad" y "poder": El tirano tendrá poder, pero carece de autoridad, porque la autoridad connota legitimidad moral.

Esto es lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la autoridad política:

1- Origen de la autoridad

«La autoridad exigida por el orden moral emana de Dios» (1899).

La autoridad « responde a un orden fijado por Dios » (1901) y «no saca de sí misma su legitimidad moral» (1902).

2- Ejercicio de la autoridad

«La autoridad sólo se ejerce
legítimamente si busca el bien común (…) y si para alcanzarlo emplea medios moralmente lícitos» (1903).

«El ejercicio de una autoridad está moralmente regulado por su origen divino… Nadie puede ordenar o establecer lo que es contrario a la dignidad de las personas y a la ley natural» (2235). Es decir, que quienes ejercen una autoridad «deben ejercerla como un servicio» (íd)

3- Fundamento de la legitimidad moral

«El poder político está obligado a respetar los derechos fundamentales de la persona humana» (2237).

«El respeto de la persona humana implica el de los derechos que se derivan de su dignidad de criatura. Estos derechos son anteriores a la sociedad y se imponen a ella. Fundan la legitimidad moral de toda autoridad: menospreciándolos o negándose a reconocerlos en su legislación positiva, una sociedad mina su propia legitimidad moral.” (1930)

4- Ley moral, o ley natural

«La ley moral es obra de la Sabiduría divina» (1950).

«La ley natural (…) es universal en sus preceptos, y su autoridad se extiende a todos los hombres» (1956).

La ley natural «es inmutable y permanente a través de las variaciones de la historia» (1958).

La ley natural establece «la base moral indispensable para la edificación de la comunidad de los hombres» y «proporciona la base necesaria a la ley civil» (1959).

Javier Sánchez Martínez dijo...

javier Vicens: así hay más de uno. También había quien rezaba "por las intenciones del papa, las inteciones del párroco", y al decirle alguien que porqué no por "las intenciones del obispo", respondió: "Porque ésas me las conozco bien..."

Mendrugo ha respondido perfectamente. No repetiré lo dicho.

Cuando se pide por los gobernantes y constituidos en autoridad, tal vez lo prudente será no decir nunca "para que...", sino dejarlo en "por nuestras autoridades..." y Dios sabrá muy bien qué darles, o con qué darles en la cabeza.

Mendrugo dijo...

Agradezco a Santiago las explicaciones sobre autoridad y legitimidad. Espero que nadie entienda que a mí estas cuestiones me dan igual. Sólo me dan igual a efectos de rezar por todo el que tiene poder, pero no recomiendo el menor conformismo. Al tirano hay que derrocarle.

Y volviendo al tema del post, la resistencia a la tiranía, al despotismo, no es anarquismo sino aspiración a una autoridad legítima.

Pablo dijo...

Me parece que el Emba quiere ir a parar a una de sus frases favoritas: «Se empieza cruzando por el paso de cebra y se acaba jurando la Constitución». No sé si es de San Agustín o del Libro de los Macabeos, pero para nada es un lema anarquista. Dicha por un católico, esta frase expresa un alto compromiso moral: no es tomarse las normas a beneficio de inventario sino rechazar ciertos códigos para regirse por otro mucho más exigente.

Pablo dijo...

Lo que sí era un perfecto lema anarquista era aquello de «prohibido prohibir», que hizo furor en el 68 y ya vemos en qué ha venido a parar: prohibido fumar, prohibidos los toros, prohibido el crucifijo, prohibido dar un cachete a tu hijo, prohibido educarle...

Yurremendi dijo...

Pablo-

No seas tan pesimista, hombre, no todo ha sido prohibir.

Se prohibirá fumar, pero se permitirá fumar chocolate.

Se prohibirán los toros, pero se permitirá la pornografía.

Se prohibirá el crucifijo, pero se permitirá la blasfemia.

Se prohibirá dar un cachete a tu hijo, pero se permitirá que lo descuartices si aún no ha nacido.

Venga, a ver si empezamos a ver el lado bueno de las cosas...

Perlimplín dijo...

Mendrugo: No creo que tú fueses a rezar en la Rusia bolchevique por Lenin, sino más bien desearías lo mismo que yo deseo para esta panda de enemigos del género humano que gobierna por estos pagos. Ignoro si los chinos rezan por el jefe supremo del Partido, pero me inclino a creer sus peticiones se orientan a otro sitio.

Yo de hecho cuando oigo esas fatídicas preces en la Iglesia que revuelven a Joaco suelto directamente un bufido bien audible y últimamente me he sorprendido mascullando en voz más alta de lo aconsejable.

Como estos gobernantes han transgredido toda Ley Divina y toda ley natural, han dejado de ser autoridades legítimas para pasar a ser enemigos declarados.

Por tanto, como mucho se puede rezar por España, por supuesto, cosa que oigo poco en las iglesias, por las instituciones (por favor, que alguien quite ese idólatra añadido de "democráticas" que suele repetirse en las preces) y porque Dios se acuerde de nuestra patria.

Porque en este erial las únicas autoridades que yo reconozco son las de mis padres y abuelos, las del maestro, las del presidente de la comunidad de vecinos, y según los casos, las del cura párroco y la del Obispo, si es que por feliz casualidad todavía conserva la Fe.

Además de la del tío Ceferino, con más auctoritas que Augusto en su sobremesa de mus.

Todos los demás han pasado a militar en las huestes satánicas y no se puede pedir sino que Dios nos conceda la victoria sobre ellos.

Con todo y con eso, me parecen prudentes las apreciaciones de D. Javier Sánchez Martínez.

Anónimo dijo...

yo pido por todos los que participan en este blog

Embajador en el Infierno dijo...

Veo que el personal se ha despachado a gusto, de modo que no tengo mucho que añadir. Me apunto eso si, la sugerencia de D. Javier sobre las intenciones buenas del Sr. Obispo.

Confieso que no tengo ningún problema en que en la Misa se pida por el rey. En mi casa se bendice la mesa de tal manera: "El niño Jesús que nació en Belén, bendiga la mesa, a la Patria y al rey". Tal como yo lo veo lo que estamos pidiendo es, efectivamente, un rey.

Por lo demás, las palabras de San Pablo que pone Mendrugo fueron, en su momento, un importante descubrimiento. Lo dijo San Pablo, y en aquellos tiempos....

Y lo que dice el Pablo de aquí, el del blog, pues si, yo creo que por ahí van los tiros.

Para los curiosos digo que he hecho la encuesta que propone el primer anónimo y lo que sale es: 57% Economic Leftist, 63% Anarchist, 75% Anti-militarist, 50% socio-cultural conservative, 40% civil libertarian. O sea, que según la encuesta tiro en todo a la izquierda menos en lo socio-cultural. Salvando la chorrada esa de dividir el mundo en izquierda y derecha, el resultado es el que yo creo lógico para un carlista. Con lo cual, estupendo.

Embajador en el Infierno dijo...

Por cierto, gracias al último anónimo por sus oraciones.

Embajador en el Infierno dijo...

Y termino, Bosco, la parte en la que no estoy del todo de acuerdo es eso que dice "The most improper job of any man, even saints, is bossing other men. Not one in a million is fit for it, and least of all those who seek the opportunity.". Creo que tomado con espíritu de servicio el dirigir hombres es una tarea perfectamente honrada, santificable y justa.

Dirigir a otros es una tarea ingrata y complicada, sobre todo cuando se hace cristianamente (o sea, procurando sacar lo mejor de cada uno y procurando que la gente dirigida crezca espiritual y humanamente en lo que hace) y a la vez es una oportunidad extraordinaria de vivir la caridad.

Yurremendi dijo...

Embajador-

Pues a mi en lo de "civil libertarian" me ha dado un cochino 3%...

Me han dejado preocupado. ¿Qué tengo que hacer para obtener un resultado más lógico para un carlista?

Otets Aleksandr dijo...

Perlimplin, por si te sirve, yo vivo en la Rusia de Putin y rezo en la Santa Misa por el, como Dios manda y sin nigun problema.

Perlimplín dijo...

Otets Aleksandr: ¿Y por qué no te has prodigado más por aquí?

¿También pides por el alma de Lenin?

Perlimplín dijo...

Interesantísimo tu blog, Otets Aleksandr.

Perlimplín dijo...

Yo creo que el problema no es tanto que se pida por este o aquel gobernante, sino cuál es la situación de la Iglesia que lo hace.

No es lo mismo que pidieran por Domiciano, que lo harían, los católicos mártires del s. III, que lo hagan los Obispos de la España del s. XXI.

Porque los primeros me parece que tenían claro que pedían por la conversión del Emperador, pero los segundos me temo que piden más bien por el bienestar de los Césares modernos.

Anónimo dijo...

Adentrándonos en los aspectos que forjan una sensibilidad común entre anarquistas y carlistas, este sería el primer aspecto que convendría señalar. Ambos segmentos coinciden en su deseo de vertebrar una sociedad no sometida al módulo capitalista de producción. Consecuentemente, sus postulados les conducen a la práctica del asociacionismo y del cooperativismo, que forjan la pauta moral de la sociedad. En la cultura vasco-navarra, estos aspectos se perciben desde las labores agrarias vecinales realizadas en común o auzolan, hasta el reparto del bosque en comunal, sin obviar el hábito comunitario de los rituales funerarios.

A su vez, a los partidarios de don Carlos y Bakunin se les podría extrapolar un similar concepto consuetudinario de la libertad. Su médula antiestatalista, les condujo a despreciar la libertad jurídica en nombre de la libertad real y cotidiana, esas libertades de escamoteo imposible a las que se refería el escritor catalán Josep Pla. Que, en el caso del anarquismo, conectaría con el concepto russoniano perfilado en El Contrato Social, por el cual la libertad individual se sacrifica a las libertades comunitarias. Si el carlista asturiano Vázquez de Mella preconizó los derechos de la sociedad por encima del Estado, el teórico anarquista gallego Ricardo Mella afirmó que el Estado nada puede hacer en beneficio del individuo.

Sr. CopyPaste

Embajador en el Infierno dijo...

Yurremendi- Lo sospechaba: tu eres un facha con boina roja. Seguro que guardas una camisa azul que te pones a escondidas en el cuarto de baño o cosas de esas. Nada, lo tuyo no tiene remedio.

Perlimplin- Sin perjuicio de que te conteste él mismo, Otets Aleksandr es un cura español destinado en S. Petersburgo.
("Otets" significa "padre" en ruso) Aparece poco por aquí porque es un hombre muy atareado. Como ya sabes yo me adhiero a la teoría de mi hermano R. según la cual la Santa Rusia será el instrumento de Dios para sanear el mundo. De modo que me parece muy bien rezar por Putin: tiene una tarea marcada por Dios de la que él de momento posiblemente sepa poco, necesita la iluminación del Paráclito.

Sr.copypaste- Muy interesante su texto. La diferencia entre un carlista y un anarquista está en que el primero cree en Dios y el pecado original, y el segundo no cree en ninguna de las dos cosas y piensa que se puede construir el Paraiso en la Tierra.

Perlimplín dijo...

La Santa Rusia será el instrumento de Dios para sanear el mundo como azote suyo, cuando Gog y Magog bajen para exterminar al pueblo santo, según está profetizado en Daniel.

Yurremendi dijo...

Embajador-

¡Que me digas tú eso sobre camisas! Mira no me tires de la lengua...

No me negarás que las preguntas del cuestionario se pasaban de alambicadas. Mala cosa para una encuesta.

Y en la vida real estoy seguro de que soy mucho más libertario y antisistema que tú, que trabajas para el capitalismo internacional judeo-masónico, ¡hala!.

Embajador en el Infierno dijo...

Perlimplín- Si ya sabía yo. Mi hermano siempre ha estado muy enterado en estas cosas.

Yurremendi- "Mira no me tires de la lengua...". JAJAJAJA!!!. Cuanta razón tienes.

Y si, la encuesta es una mierda. Para empezar le falta poder contestar "NS/NC" o más directamente "Me la pela", a muchas preguntas. Y además muchas son absurdas porque presuponen la respuesta en la misma pregunta.