sábado, abril 9

Los dragones

Alguna vez he comentado que cuando un blog de los que sigo empieza a citar y largar artículos de Perez Reverte lo borro de la lista de lecturas. Con el tiempo he recapacitado y pensado que a lo mejor me estaba pasando un poco. Además, tenía que encontrar una solución para todas aquellas bitácoras que sigo y aprecio y que se han puesto la mar de pesadísimas con la película de los dragones. De modo que lo que he acabado haciendo ha sido inaugurar una sección en mi lector de "feeds" (Google Reader) llamada "La nevera" donde van a parar todos aquellos que se ponen excesivamente insistentes con algún asunto que me desagrada o simplemente no me interesa.. Considero que con el tiempo se les pasará el calentón y será posible volver a seguirles.

Dicho lo cual, un amigo me pasa enlace a un artículo sobre la película y me dice que es lo mejor que ha leído sobre el tema. Como mi amigo es una persona de mucha formación en los temas que importan, además de reflexivo, inteligente y sagaz,  y por tanto un sujeto con criterio, decido dedicarle tiempo al asunto y leo lo que me manda. De pasada menciono que mi amigo es carlista y miembro del Opus Dei. Como de costumbre tiene razón.

El artículo se puede leer pinchando aquí. No se quien es César Uribarri, lo que si se es que lo que dice entre líneas (y no tan entre líneas) es exactamente lo que yo vengo pensando desde hace mucho, mucho tiempo, esto es: que la figura que nos quieren vender no es la que era y fue. César lo explica estupendamente.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Además de las "campanadas" hay una serie de anécdotas que se conocen por tradición oral acerca de la relación entre el santo y Pablo VI. Pero si hay reticencias para publicar las campanadas, el relato de los enojos con el papa Montini están bajo siete cerrojos.

XavMP dijo...

Ja, no lei el artículo porque tengo dragones hasta en las medias y espero ver la película en algún momento.

Lo que espero es no entrar en la nevera algún día :-)

Antonius dijo...

Yo he preferido ir a ver "El rito". Lástima que nadie vaya a tomar en serio lo que ahí se cuenta, la mayoría lo verá exactamente como una fantasía mas de cine de ciencia ficción, esoterismo y efectos especiales.

Rafael dijo...

A mí la película me ha resultado poco creíble, la verdad. Además de presentar una guerra civil de manual de Ian Gibson.

Perdón por la autocita, pero escribí unas líneas a propósito de la película: http://polizonynaufrago.blogspot.com/2011/03/entre-dragones-y-algunos-topicos.html

Joaco dijo...

Ni la he visto ni la pienso ver. Por las críticas que he oído "en vivo y en directo" (de miembros del Opus Dei, entre los cuales hay críticos, a pesar de que la Institución hace suya la película y la defiende a capa y espada) deduzco que falsean y manipulan la verdad histórica (lo cual es imprescindible para conseguir éxito hoy día: hay que vender la primogenitura por un plato de lentejas, no hay más remedio), y además he oído otra crítica aún más grave desde la perspectiva del Opus Dei: el personaje de San Josemaría está desvirtuado, no responde a lo que en realidad fue el fundador del Opus Dei.
Creo que se han columpiado, y es posible que lo paguen.

Anónimo dijo...

El asunto sobre los dragones de Joffé es precisamente todo lo que rodea a san Josemaría, no al personaje en sí.

El análisis sobre el personajes en sí de Uribarri me parece correcto.

LFU dijo...

En la misma línea (aunque anterior en el tiempo), me permito enviaros la crítica de mi hermano, otro César. http://www.arriba-lfu.com/2011/03/encontraras-dragones-there-be-dragons.html