viernes, abril 15

Virutas de blogosfera (XL)



"Y ahora vamos a disponer un ambiente creativo para revelarles el significado de este jamoncito de Huelva cortado así de finito, que junto con el muy tradicional marisco andaluz, demuestran sin lugar a dudas que nuestra tierra goza de la democracia más antigua del planeta, puesto que allí dónde hay jamón y gambas, nunca falta un legítimo representante de la voluntad popular.”

(Gonzalo en Vamos Tirando)



"Pero, ¡ay, cruel e irónico destino!, imaginen que nuestros hábiles agentes secretos se infiltran en el PP (por ejemplo), tienen éxito y lo cristianizan como Dios manda (con perdón de tan confesional expresión). Sería terrible tal suceso, ya que el PP se convertiría, entonces... ¡en un partido católico!..y ya no podríamos votarle nunca jamás, sino que tendríamos que buscarnos otro partido en el que infiltrarnos ¡y vuelta a empezar!."

(Museros en Asando la manteca)



“Hoy, la misión, debe ser la misma que antaño, hacer visible la bandera (las aspas), lo que permitió que decenas de miles de personas acudieran a ella, porque, mientras esta bandera siga siendo visible, seguirán vivos los brazos que pueden enarbolarla, el día que esta bandera desaparezca, ese día, se habrá perdido mucho más que una guerra, ese día se habrá perdido la esperanza”.

(Jaume Vives citando a Jose Javier Esparza en Politicament Incorrecte)



"La vida organizada en el orden familiar que pervivió desde Roma hasta la implantación del estúpido sistema fabril financiero genera toda nuestra cultura y riqueza: desde que ahora somos todos señas fechadas con horas definidas en tiempos marcados, todos hemos salido perdiendo: todos, todo, por todas partes, en mor de una presunta evolución en la cual a cambio de un presunto crecimiento económico las personas viven cada día peor, más degradadas, peor consideradas, despreciadas y consideradas como una pieza de una maquinaria."




"La memoria, la de verdad, como todas las cosas auténticas que merecen la pena, se conservan en la familia. En la mía muchos combatieron en nuestras guerras civiles, las carlistas y la del 36, además de en la segunda guerra mundial (por supuesto también en África, en Cuba…) No todos lo hicieron en el mismo bando. Su legado es demasiado profundo para reducirlo a un comentario sobre “buenos” y “malos”, pero nadie ha tratado nunca de ocultar o negar los hechos, por dolorosos que fueran. Al acabar las guerras, muchos no volvieron, otros retomaron sus vidas, algunos decidieron abandonar “el mundanal ruído” y encerrarse con Dios entre los muros de un convento… Negarles la verdad a las nuevas generaciones, ofreciendo una versión edulcorada y fácil de episodios tan trágicos y sangrientos, donde cada hombre se vio obligado a enfrentarse con sus más profundas convicciones, poniendo su vida en juego por defenderlas, es un crimen que costará muy caro."

(Alphonse Montauran comentando en Vamos tirando)



"We have a fabulously rich ruling class that is, as rich and powerful people always are, radically out of touch with reality (since one of the chief functions of wealth is to shield the fallen human soul from the consequences of its actions). It is no wonder that this class is also fundamentally supportive of abortion and always will be: after all, abortion is all about making somebody else pay for our bad choices -- which is all our Ruling Class does."

(Mark Shea en Inside Catholic)




Pinchar aquí para leer más virutas de blogosfera.

5 comentarios:

Un chouan dijo...

Me siento muy honrado por ser mencionado en las crónicas de la embajada.
Haciendo honor a mi comentario, he relatado este mes parte de mi particular "memoria histórica familiar" en dos entradas de mi bitácora.
http://dieuleroi.blogspot.com/2011/04/hic-sunt-dracones.html
http://dieuleroi.blogspot.com/2011/04/una-historia-familiar.html
Por cierto, ya que hablamos de memoria histórica, esta mañana por fín el librero de mi barrio me ha conseguido un ejemplar de la última edición de "Requetés, de las trincheras al olvido" y estoy entusiasmado leyendo.

Gonzalo dijo...

Muy honrado, una vez más.

Gracias.

Ignacio dijo...

Gracias por la consideración

Museros dijo...

Lo mismo digo, Embajador.

Muchísimas gracias por la mención.

Embajador en el Infierno dijo...

De nada chicos, gracias a vosotros