sábado, octubre 1

Libros: Goodbye to all that

"Goodbye to all that" ("Adios a todo eso" en la edición en castellano) es una incompleta autobiografía de Robert Graves, al que en España se le conoce por la novela "Yo, Claudio" y porque vivió una  larga parte de su vida en Mallorca. El se define más bien como poeta.

He tardado muchos, posiblemente demasiados años en leer este libro. Y he tardado mucho, posiblemente demasiado en escribir un comentario sobre el mismo. Y digo esto porque ahora que por fin me decido a escribirlo, miro la contraportada y descubro con horror que no he dejado ninguna nota escrita. De modo que el comentario va a ser más bien flojo.

En fin, que el libro me gustó mucho. Especialmente recomendado para anglófilos en general, y entusiastas de la I Guerra Mundial en particular. Porque la mayor parte de la obra cuenta la experiencia del autor durante el conflicto europeo. De ahí salen una serie de alabanzas hacia los sacerdotes católicos en el frente que ya pondré por aquí en su momento.

Incluso los pasajes verdaderamente sórdidos de la estancia de Graves en Charterhouse (uno de los colegios privados ingleses más conocidos y prestigiosos) resultan interesantes. Y resultan interesantes porque la cruda y completamente desinhibida narración de la rampante homosexualidad (y pederastia) que se genera en esos colegios vienen a confirmar el porqué de la amplia difusión que históricamente han tenido esas prácticas en Inglaterra. En cualquier caso el libro no contiene referencias sexuales explícitas, aunque las implícitas sean bastante claras.

Otro asunto interesante además de los dos mencionados es el constante intento de Graves por ganarse la vida escribiendo. Para los que simplemente soñamos con tal cosa, y sobre todo para los que están en ello, resulta reconfortante.

En fin, que los más frikis del asunto anglosajón no se olviden de agenciarse un buen gin-tonic antes de echar mano del libro en cuestión. Ayuda a ambientarse.





10 comentarios:

Bruno dijo...

C. S. Lewis, en su autobiografía, cuenta cosas similares del colegio en el que estudió.

En cuanto a vivir de la pluma en España, me temo que es similar a lo que sucede con esos premios enormes que tiene ahora la lotería: se dice que hay gente a la que le toca e incluso salen de vez en cuando en la televisión, pero luego nadie conoce a ninguno en la vida real.

Saludos.

pcbcarp dijo...

Pues me alegro mucho de que te haya gustado. Otra cosa en la que estamos de acuerdo. A mí Graves y su empeño en ganarse la vida sin tener jefes me ha influido mucho. Tanto que sigo siendo autónomo.

Terzio dijo...

La puesta en escena de los Césares que hace R.Graves es fascinante (aun con toda la ficción con la que haya adobado la historia (la que conocemos)).

Sobre el tema homoquetecomo, Graves es un anti-homosexual dogmático que estima que desde Sócrates la filosofia se esteriliza por una especie de auto-homo-introspección que se cierra a lo femenino y no sé cuántos conceptos más, todo muy razonado al estilo de la fenomenología religiosa y el discurso mitológico fundamentalista (cfr. La Diosa Blanca). Vamos, que el Don Roberto Graves es un macho mediterráneo-occidental ideológico radical. A pesar de los colleges y sus homo-rincones, lo que son las cosas.

'

pcbcarp dijo...

Terzio: igual por eso se vino a vivir a España (salvo el intermedio de la Segunda Guerra Mundial, en que volvió a su país)

Terzio dijo...

En España tenemos mariconerías monumentales, passim. Conque si es por eso, la explicación no es suficiente.

Si se vino a Mallorca sería por otras cosas. A lo mejor le gustaba Chopín. O era adicto a la sobrasada. O se enganchó a la ensaimada.

'

Embajador en el Infierno dijo...

Bruno- Habrá que leerse la autobiografía de CS Lewis. Por lo demás creo que has dado en el clavo con el segundo párrafo, por desgracia ¿no?.

pcbcarp- A mi me hubiera gustado seguir siéndolo.

Terzio- ¿Graves era anti-homo?. Pues en la autobiografía deja bien claro que tuvo un amiguito o más en su juventud. Luego se casó con una señora y tuvo hijos y tal.

AMDG dijo...

Acabo de leer Brideshead revisited.

Lo mismo.

Embajador en el Infierno dijo...

AMDG- Que coincidencia, yo tambien lo he leído este verano. ¿Qué significa "lo mismo"?¿El rollo homo?

AMDG dijo...

En efecto. En el libro solo insinuada; en la película puesta de frente.

Terzio dijo...

En 'La Diosa Blanca' Graves teoriza sobre un eterno femenino (mitología mediterránea de la 'diosa madre'); mantiene la tesis de que la filosofía, de Sócrates en adelante, sería una especie de homoerotismo de pensamiento que esteriliza la fuerza dinámica primigenia de lo femenino, siempre abierto a la maternidad-vida-generación en contraposición con la teorética de la razón filosófica, que sería esteril como el homoerotismo. O algo así.

No sé casi nada de la biografía de Graves, pocos datos sumarios. Y sobre el tema inglés y Brideshead etc. me imagino que es un capítulo típico de cualquier colegio de adolescentes que la literatura inglesa ha vuelto tópico, sin más trascendencia (salvo la que pretende sacarla de sus márgenes circunstanciales para teorizar pro ideología homo-militante).

Con perdón por la perorata.

'