domingo, diciembre 18

Libros: Guerra sin cuartel

Un amigo de Criteria/Ciudadela me hizo llegar este libro, casi del mismo modo que en su día me mandaron el libro de Esperanza Aguirre. Este último no he llegado a leerlo, aunque a veces me he hecho el propósito nunca he llegado a cumplirlo. Espero que me perdonen.

El que ahora nos toca, "Guerra sin cuartel", debe ser una de las primeras novelas ambientada en las guerras carlistas, concretamente en la primera. Fue premiada por la Real Academia de la Lengua en 1885, provocando cierta escandalera. Lo cual resulta curioso porque el autor, siendo carlista y habiendo vivido en el exilio por tal condición, no hace una apología descarada del carlismo aunque lógicamente procura dejarlo en buen lugar sin necesidad de atizar de forma inmisericorde al contrario.

De hecho el protagonista es un joven liberal adornado con las más excelentes virtudes dispuesto a arriesgadas aventuras en pos de su amada (que es carlista). La novela es de hecho una narración de amor y aventuras, con una leve dosis moralizante y un todavía más atenuado trasfondo político.

Llama la atención lo versallesco de los diálogos que se contrapone a una narración bastante más ágil y parecida en estilo a lo que estamos acostumbrados hoy en día. En fin, baste decir que a mi hija mayor (14 años) le ha gustado el libro y lo ha leído en un plis plas, lo cual es mucho mejor que si se enfrascara en porquería vampírica que tan de moda está entre la juventud.

El libro se puede encontrar en Criteria Club de Lectores.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sabe alguien si se volvieron a editar o se consiguen en viejas ediciones las novelas ambientadas en las guerras carlistas de Miguel Irazuri, seudónimo con que firmaba la señora de Rafael Gambra?
Gracias.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo En http://www.librosconhistoria.com/ vi este verano que tenían las ediciones antiguas. Creo que no se han vuelto a editar.

Anónimo dijo...

Editorial NUEVA HISPANIDAD tiene publicada la primera de las novelas históricas de Irazuri, Dulce Isabel.
Y como pendientes de publicar, las restantes, entre otros tesoros, como ser las obras de Anzoátegui, etc.

Anónimo dijo...

No hace falta que te leas el de la Aguirre sólo porque te lo hayan regalado.

Pero ya que te lo vas a leer, por lo menos no lo cuentes en el blog. Perder el tiempo así es un mal ejemplo.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo II- Gracias por la precisión.

Anónimo III - Una buena crítica puede servir de aviso para incautos ¿no?.