martes, noviembre 15

Y yo, ¿a quién voto?

Hace unos días puse en Facebook una encuesta que pretende dar una idea de la intención de voto del personal que pulula por las cercanías de esta bitácora. Invité a participar a unos 500 contactos de esa red social. Han votado 123 personas, de momento.

He sacado varias conclusiones. La primera es que el entorno de esta bitácora parece estar lleno de radicales de uno u otro signo puesto que casi el 70% de los participantes han optado por la opción que decía "¿Votar al PP?. Antes me bebo una botella de salfumán". Empezamos bien.

Un 16% dicen que votarán al PP porque "la gestión económica de España mejorará notablemente". Me permito observar que de las dos facetas que tiene la política económica de cualquier país, la monetaria y la fiscal, España hace tiempo que perdió toda soberanía sobre la monetaria, y hace menos que la perdió sobre la fiscal. De modo que, gobierne quien gobierne, la política económica la dictarán sujetos que ni siquiera viven en España.

Un 12% de los participantes optarán por el PP porque prefieren "cualquier cosa menos que gobierne Rubalcaba". Bueno, no está mal, pensaba que el porcentaje iba a ser más alto.

Un mínimo 2% (menos si excluimos al graciosete de Orisson) dicen inclinarse por el PP porque "soy provida. Rajoy dará pasos decisivos para acabar con el aborto en España". Aparte de que soñar es gratis, y que Rajoy hace tiempo dijo lo que pensaba del particular para que el personal no se autoengañe, llama la atención ese pequeño porcentaje y mucho más si tenemos en cuenta que por las dos últimas opciones ("El PP eliminará la asignatura de educación para la ciudadanía" y "El PP abolirá la posibilidad de que se casen dos personas del mismo sexo") no se ha decidido NADIE. Curioso ¿no?.

A propósito de una cuestión distinta hace poco mi amigo Pedro me escribía:

"Esto es para mi como cuando una chica que no quiere irse a la cama con el novio se deja tocar el culo, luego el pecho, luego entre las piernas, luego algo más entre las piernas y cuando está en la cama, desnuda y con el tío encima se pregunta ¿cómo he llegado aquí? Si yo creía que no pasaba nada porque me tocara el culo... Pero ya es tarde y te han llevado al huerto. Culpables todos. Los políticos los primeros, pero los ciudadanos son los que les han elegido. Y nos (les) han llevado al huerto. Cuando ZP decía que se había aprobado el Estatuto catalán y al día siguiente no había pasado nada, ni España se había roto, jugaba con eso mismo. "Nunca pasa nada". "Nunca pasa nada". Pero una cosa, a veces lentamente, lleva a la otra y esa te lleva a ... la cama. Y ahí ya, quieras o no quieras no te vas a poder resistir. Siguiendo con el símil anterior, luego puedes gritar que no quieres o que ha sido una violación, que tu no querías, pero en la cama del tío te metiste tu sola... y ahora pagas las consecuencias."

Se entiende ¿no?. Luego que si nos han traicionado, que si maricomplejines, que si esto y lo otro.

Bien vale, entonces la mayoría de los encuestados no quieren votar al PP. Hay de todo en esa lista, pero como se puede suponer, predomina el católico medio. Y entonces, ¿qué puede hacer el católico medio políticamente huérfano?. Mucha de esa gente nos pregunta a los carlistas que si nos vamos a presentar, que quieren votarnos. Pues no, no nos vamos a presentar. Las razones las explicaba nuestro Secretario General en una entrevista que le hicieron recientemente en Infocatólica, y que se puede leer pinchando aquí. Para los perezosos lo resumo: desde hace ya 3 años o así la CTC viene intentando formar una coalición electoral que se presente bajo el exclusivo programa de los principios no negociables enunciados por Su Santidad Benedicto XVI. Estamos convencidos de que ese es el camino y nuestros esfuerzos electorales los empleamos exclusivamente en eso. Cada vez se está más cerca, pero todavía no se ha podido lograr.

Bueno, pues no tenemos esa coalición, ¿ahora que hacemos?. Pues primero leeté la Carta a un católico políticamente inquieto, que se publicó en este blog hace ya bastante tiempo. Para ir entrando en harina más que nada. Después piensa que la política no empieza ni acaba en unas elecciones. Ese es el gran error. Poniendo el papelito en la urna la gente "subcontrata" su responsabilidad política. Se puede hacer mucho más que eso.

Concretamente y por ir al grano: ¿te gustaría que existiera esa coalición política por los principios no negociables?¿estarías dispuesto a apoyarla de todo corazón?. Muy bien, pues con tu voto haz lo que te de la gana, pero mientras tanto apoya de hecho a los que están(mos) luchando por dar forma a dicha idea. Es muy sencillo, solamente tienes que afiliarte a la Comunión Tradicionalista, o si no estás seguro de dar tal paso empieza por suscribirte a la revista Ahora Información. O aun más fácil, ¿quieres echarnos un vistazo a ver que clase de gente somos?, pues acude el próximo sábado día 19 de Noviembre al Cerro de los Angeles. Lo único que tienes que hacer es acudir a Misa. Allí nos verás. Te esperamos.

PD. Para los curiosones digo que después de mucho pensarlo y estando en un tris de no ir a votar, creo que esta vez me decidiré por SAiN. Los conozco personalmente, he estado en algunos de sus actos, los he visto hacer propaganda en la calle. Son gente buena.

El sábado al Cerro





Sábado 19 de noviembre de 2011



PROGRAMA DE ACTOS



12:30 Ofrenda floral en la Basílica (bajo el monumento)
13:00 Santa Misa en la Basílica
14:00 Comida de hermandad y acto político. Restaurante Los Olivos
 
 “Si no se actúa, se cede. Quedar en casa es además de una cobardía, un apoyo al contrario y puede ser
un pecado de omisión; si no entramos en política ¿cómo se van a cambiar las leyes? (…) nunca es
demasiado pronto para empezar y para comprometerse”

(Dª María Cuervo-Arango, Pta. de CTC)

Reserva de cubiertos: 91 399 44 38 y carlistas@carlistas.es

viernes, noviembre 11

Libros: Carmina Catholica

Me fastidia mucho no saber nada de poesía la verdad, porque si supiera algo podría hacerle justicia a este librito de Bruno Moreno que, como indica el subtítulo, es una selección poética. Para poner la cosa peor, no solo es que no sepa nada de poesía sino que además es un género que nunca me ha atraído excesivamente, por decirlo finamente.

Aunque mejor pensado el no saber nada de poesía y el que el género me diga poco, posiblemente me hermane con el 99% de la población hispano-parlante, con lo cual si digo (tal cual hago) que el libro me ha gustado, lo he disfrutado y además lo voy a volver a leer, puedo de la misma manera afirmar sin temor a equivocarme, que es una obra que gustará a mucha gente. Concretamente a toda esa gente que ni sabe ni le atrae la poesía.

Yo no se si diré una herejía o una aberración, pero lo que más me ha gustado del libro de Bruno, además de los variados temas que trata, es que su poesía se entiende. A uno le encanta la pintura, mucho, pero mucho mucho, y ha hecho esfuerzos por intentar comprender la pintura fugurativa y nunca lo ha logrado. Bien es verdad que cuando ha leído o escuchado explicaciones de gente que si la entiende y además es capaz de exponer su razón de forma comprensible se ha quedado fascinado. Pero por mi mismo imposible. Con la poesía me pasa igual, o me entra por lo ojos, o estoy acabado.

Carmina Catholica entra por los ojos, emociona, fascina, enseña, y (otra herejía supongo) divierte y entretiene. El Romance del buen heterodoxo es para troncharse de risa, y el España se muere resulta certero y tremendo, y hay otros muchos más que recomiendo sin duda que leáis.

Aclaro que cuando se publicó el libro Bruno me mandó un ejemplar y yo me comprometí a comentarlo en esta bitácora. Le agradezco mucho al autor que me lo mandara y le pido perdón por haber tardado tanto en comentarlo. El libro se puede comprar directamente a la editorial en su página web.

Aprovecho finalmente para dar publicidad a la presentación que va a hacer Vita Brevis en Madrid el próximo día 22 (detalles aquí) y a la que me encantaría asistir pero que me temo no va a ser posible.


miércoles, noviembre 9

Hoy: Nuestra Señora de la Almudena, patrona de Madrid


Como casi todos los años aprovecho para recordaros que tal día como hoy hace 22 años cayó el Muro de Berlín. No deja de ser curioso que este suceso tuviera lugar precisamente el mismo día en que la Iglesia en Madrid celebra la festividad de nuestra patrona. En este día del año 1085 y tras numerosas rogativas y procesiones se derrumbó el muro que escondía la imagen de la Virgen.