sábado, abril 14

Parece que fue ayer (XI): Ideas para una crisis

"Hay en la actualidad, mi querido Alfonso, en nuestra España una cuestión temerosísima: la cuestión de Hacienda. Espanta considerar el déficit de la española; no bastan a cubrirlo las fuerzas productoras del país; la bancarrota es inminente…

Yo no sé, hermano mío, si puede salvarse España de esa catástrofe; pero, si es posible, sólo su rey legítimo la puede salvar. Una inquebrantable voluntad obra maravillas. Si el país está pobre, vivan pobremente hasta los ministros, hasta el mismo rey, que debe acordarse de don Enrique el Doliente.

Si el rey es el primero en dar el gran ejemplo, todo será llano; suprimir ministerios, y reducir provincias, y disminuir empleos, y moralizar la administración, al propio tiempo que se fomente la agricultura, proteja la industria y aliente al comercio. Salvar la Hacienda y el crédito de España es empresa titánica, a que todos deben contribuir, gobiernos y pueblos. Menester es que, mientras se hagan milagros de economía, seamos todos muy españoles, estimando en mucho las cosas del país, apeteciendo sólo las útiles del extranjero…

En una nación hoy poderosísima, languideció en tiempos pasados la industria, su principal fuente de riqueza, y estaba la Hacienda mal parada y el reino pobre. Del Alcázar Real salió y derramose por los pueblos una moda: la de vestir sólo las telas del país. Con esto la industria, reanimada, dio origen dichoso a la salvación de la Hacienda y a la prosperidad del reino”.
(Carlos VII. 1869, Carta manifiesto a su hermano S.A.R. Don Alfonso de Borbón y Austria-Este, que en 1931 se convirtió en Alfonso Carlos I. Primer documento con el que se presentó a los españoles). 

13 comentarios:

Alphonse Marquis de Montauran dijo...

Y mientras, el "otro" cazando elefantes...

Don Quijote dijo...

Igualito igualito igualito

bitdrain dijo...

Con un Rey asi, como Dios manda, seria monarquico sin rechistar...

Alphonse Marquis de Montauran dijo...

La cuestión es que para el gran público la cuestión saducea presentada es: o monarquía "constitucional" o república. La opción de retorno a la monarquía de verdad ni se plantea.
Y cada vez estoy más convencido de que existe un plan perfectamente orquestado para terminar paulatinamente con los últimos vestigios de tradición monárquica española y el advenimiento de la tercera república. ¿Cómo se entiende de otro modo que una insititución como la casa real de Juan Carlos cometa errores tan garrafales en todas sus actuaciones? Equivocarse en un matrimonio, pase, pero en tres, es muy sospechoso ¿no?
¿Había peor candidata a princesa de Asturias que la divorciada de "moral relajada", periodista televisiva de oscuro pasado y amistades más que peligrosas?
¿Y los dos yernos?
¿Qué padre normal y corriente no se informa a fondo sobre los pretendientes de sus hijos? ¿Y teniendo a su disposición los servicios de información del estado?...

xtobefree dijo...

Buenos días Embajador. Desde la llegada de los Borbones poco a poco hemos perdido el interés en los reyes hasta el punto actual en el que cada ciego tira para su lado, porque se trata de eso, de no querer ver, entre otras cosas que sin Dios no podemos dar ni un paso adelante.Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo soy de los de Carlos Javier de Borbón y parma, pero me parece acertado el comentario sobre el complot orquestado para la caída de la monarquía en España. Desde que salió Zapatero los socialistas han empezado a soltar todo lo que tenían en reserva , aunque hay que confesar que la casa real les da mucho material que filtrar a los medios.
Salo

Embajador en el Infierno dijo...

Alphonse- Estimado señor Marqués, a mi lo del plan perfectamente orquestado me parece cosa demasiado complicada y con muchos flecos a los que estar atento como para que salga bien. Creo yo que el asunto este tiene que ver con que Juan Carlos haya dejado que su hijo se casara con una periodista suficientemente ambiciosa como para querer enterrarle en vida. Sobre todo, antes de que a nadie se le ocurra cambiar esta o aquella ley para que el niño no suba a lo más alto. La ley ya la cambiarán después para que Leonor le suceda (si es que llega). De ahí a diseminar por la prensa nacional las hazañas de papaíto no va ni un paso, sobre todo para alguien bien conectado con los medios. ¿Cuantas de estas no nos habrán ocultado sin más problema a través de los años?. Convencido estoy que a Juan Carlos le están preparando la jubilación por la vía rápida.

bitdrain- Bueno, esto de ser monárquico sin rey es como el que cree en el matrimonio pero todavía no está casado.

xtobefree- Obviamente si uno se dice rey pero no se comporta como tal, la gente se lo toma a cachondeo. No puedo culpate. Y desde luego sin Dios no podemos dar un paso adelante, eso está claro.

Anónimo- Bienvenido. D. Carlos Javier para mi es una esperanza. Así se lo digo. La carta que escribió cuando murió su padre es la fuente de tal sentimiento. Quiero creer, como tantos otros, que tiene intención de buscar vias de unión o al menos de colaboración, o de algún principio de entendimiento. A ver que pasa.

rojobilbao dijo...

Siendo una carta estimable (ni punto de comparación con los bodrios que lee el amigo de Corina)el último párrafo que nos traes muestra que de economía andaba regular tirando a mal.

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Bueno, el mayor problema estructural de España es el de la balanza de pagos. Lo que está proponiendo es una solución para disminuir ese déficit. Luego no andaba tan desencaminado, ni mucho menos.

rojobilbao dijo...

La balanza de pagos nos dice que compramos más que vendemos.

Compramos porque es más económico comprar que producir. Y vendemos menos porque no somos competitivos.

¿Es bueno para tu economía comprar productos español peor o más caro? No.

Pues eso. Lo que precisamos es ser competitivos,vía i+d o sobre todo, metiendo más horas y cobrando menos.

Se ha atribuido a Abraham Lincoln la siguiente afirmación: «Yo no sé gran cosa de aranceles. Lo que sí sé es que cuando compro una chaqueta de Inglaterra, yo me quedo con la chaqueta e Inglaterra con el dinero, mientras que si la compro en Estados Unidos, yo me quedo con la chaqueta y Estados Unidos con el dinero.» Tan simplista como equivocado.

Caminante dijo...

Está bien el párrafo, pero los últimos reyes tradicionales no fueron los carlistas, que nunca reinaron, sino Fernando VII y Carlos IV. No fueron precisamente un dechado de virtudes, ni de gobernantes sabios. Fueron calamitosos. La mayoría de los reyes que han reinado en España han sido unos chapuceros, como los presidentes de nuestras repúblicas.

No creo que el problema de España sea la forma de gobierno.

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- A mi me parece simplista reducir el problema a: "Compramos porque es más económico comprar que producir.", aunque solo sea porque convendría saber que entendemos por "más económico". No creo que sea simplemente un problema de coste relativo, sino que se añaden muchos otros factores empezando por el miedo agudo a invertir.

Caminante- Los reyes carlistas reinaron, otra cosa es que tuvieran dominio tangible sobre una parte más o menos grande de España, pero reinar, reinaron. Por lo demás nadie pretende que un rey sea un dechado de virtudes, es un pecador como cualquier otro cristiano. Y estoy de acuerdo en que el problema de España es algo bastante más profundo que la forma de gobierno, y que si ese problema tan profundo se arregla la forma de gobierno vendrá como fruta madura.

Anónimo dijo...

Nos olvidamos que estamos ante un rey que lo fué por decisión personal de Franco.Si este hubiese querido al duque de Cadiz,los españoles no habrian piado.Toda la legitimidad de Juan Carlos tiene ese punto de partida.Pienso que no es momento de volver a las guerras entre carlistas e isabelinos,es lo que le faltaba a España.Nuestra costitución es imperfecta,tal vez era la única posible en su momento,pero salvó una situación delicadísima y ha servido hasta que unos desalmados se subieron a trenes de muerte para cambiar la historia y,de paso,forrarse.