domingo, junio 17

Comentarios de un nostálgico

Muchas veces amables lectores de esta bitácora me dejan quejosos comentarios sobre lo absurdo que es remontarse o mirar al pasado y sobre lo inmensamente más importante y útil (definame usted "utilidad" por favor) que es estar a lo que de hoy, al día y dejarse de nostalgias estériles y de aguas que no volverán (creen) a mover molino.

"Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras" suele decir la letra pequeña de los productos de inversión. Alguno ha leído eso y lo aplica al devenir político de la humanidad. Según le conviene.

Pero, claro, uno tiene la manía de remontarse y mirar al pasado como si el pasado pudiera servir de referencia. Y lo hace por estar convencido que la esencia del hombre cambia poco a lo largo de la historia. Los pecados de hace 5000 años son los mismos que ahora, y las virtudes también.

La Biblia contiene esencialmente todo lo que es necesario saber sobre la naturaleza humana. Lo que ha venido después son desarrollos, precisiones y aclaraciones sobre lo que ya estaba escrito. Cada día estoy más convencido de esto. 

Hablo ahora con mucho pepero (simple votante o convencido afiliado) desengañado. Resulta que Mariano SI que les ha decepcionado. Y lo dicen convencidos y contritos. Más de uno (y no hablo de progres bajo piel de pepero, precisamente) llega a confesar ahora que el movimiento del 15M les hizo concebir esperanzas. Al final llegan a la conclusión de que no volverán a votar jamás por ningún partido político. E insisto, lo dicen convencidos. Yo les animo, porque por ahí se empieza. Muchos conozco que empezaron así y acabaron con una boina roja en la cabeza. 

Pero también digo que para el nostálgico que conoce cuatro cosas mal contadas y peor aprendidas de historia política, lo que hoy ocurre no le causa sorpresa alguna. Lo cual no se si es bueno o malo, porque ocurre que la falta de sorpresa lleva al aburrimiento.

Y va a resultar que León Bloy ("Cuando quiero saber las últimas noticias, leo el Apocalipsis") tenía razón. Pero claro, este era un radical (fíjense en la cara de mala uva que pone para la foto, no hay que decir más)


17 comentarios:

Terzio dijo...

Pero la bóina roja es adorno histórico-afectivo, no opción político-votante, ¿no?

'

Javier Vicens dijo...

Lo de "agua pasada no mueve molino" parece una obviedad pero esconde una mentira. La verdad es que el agua que ha pasado por un molino y lo ha movido puede pasar por otros molinos y seguir moviéndolos mañana. El agua no busca al molino, si lo encuentra lo mueve. Es el molino el que debe buscar el agua. Por eso el agua no envejece. Envejece el molino.

Anónimo dijo...

Jajajajajaja tío, Jajajajajaja lo mejor es que has clavado la cara del radical ese....

Al Neri dijo...

Estoy casi seguro de que sus peperos desengañados lo están porque Rajoy, de una o de otra manera, les ha tocado a ellos el bolsillo, y mientras solo se lo hubiera tocado a los demás, seguirían siendo del PP acérrimos.

Yurremendi dijo...

¿Su Excelencia ha disfrutado de la siesta?

Nostalgias hay muchas, pero esencialmente se resumen en dos modalidades: la nostalgia del Paraíso, que llevamos en el sancta sanctorum del corazón (ojo, no del corazón sentimental, sino del que san Pablo dice es el centro de la gnosis de la amplitud, la longitud, la sublimidad y la profundidad del misterio divino), y esa otra que corre junto con la sangre de nuestras venas como tósigo serpentino y que es la nostalgia del pecado, ese luciferino espejismo contrahechura del verdadero bien.

No ya en la Biblia, sino en los hermenéuticamente inagotables tres primeros capítulos del Génesis se contiene todo lo que se puede saber sobre el hombre.

Embajador en el Infierno dijo...

Terzio- Se suele empezar considerándola estética protestona, y si uno persevera se convierte no ya en opción político-votante sino en forma de vida. Que es lo que tiene que ser, porque lo político-votante se queda muy corto.

Javier Vicens- Ese párrafo me lo apunto para meditar.

Anónimo- Radical de lo peorcito, te lo digo yo.

Al Neri- Si y no. Creo que tienes mucha razón que eso les ha pasado a muchos que pensaban que Rajoy era la salvación de sus carteras. Pero yo he hablado con otros tantos a los que la cartera no les importa tanto, no porque sean ricos, o bueno si, son ricos, pero de otra manera.

Yurremendi- Eres un hacha tío. De hecho me puse a escribir esto después en una especie de nebulosa somnolienta. Por lo demás, estoy muy de acuerdo, obviamente.

Joaco dijo...

Yo nunca voté al PP (ni al PSOE, bueno, en realidad hace unos 25 años que no voto nada de nada, y me siento muy a gusto con mi conciencia, a pesar de las tonterías que digan los obispos sobre el particular cuando llega la temporada carnavalesca de una elecciones “democráticas”). Tampoco me gustó nada lo del 15M, desde sus orígenes. En algún sitio propuse que si los del 15M organizaban un rezo colectivo del Santo Rosario, con la debida devoción, para sacar a España de la crisis, yo me uniría al famoso movimiento (con perdón). Así estaba tranquilo de que me podría desentender con toda seguridad de la farsa del 15M. Y me ha gustado eso de "Cuando quiero saber las últimas noticias, leo el Apocalipsis". Era un adelantado a su tiempo, este Leon Bloy: algunos que deberían, no captan la actualidad y la importancia de esta aseveración. En fin, me parece que yo también son un poquitín radical.
Saludos al Sr. Embajador.

Anónimo dijo...

Una cosa es decidir no votar a ningún partido y otra ser carlista. El problema de los carlistas no es que hablen del pasado, sino que sólo hablan del pasado. Yo no voto a nadie, pero de ahí a dar mi apoyo a una gente que no concreta nada sobre qué haría en el futuro, hay un trecho

Yurremendi dijo...

Sí, sobrino, yo soy la segur puesta a la raíz de los árboles que no dan fruto bueno (Mateo 3,10).

Ahora que llega la festividad enorme, cósmica, profética y equinoccial (es decir, punto de inflexión y crisis) de san Juan Bautista, sugiero que el carlismo revolucionario adopte el acha como emblema de combate. Vox clamantis in deserto parate viam Domini...

Anónimo dijo...

Estimado Yurremendi,

Una vez mas, tiene razon. Gran fiesta la de San Juan. El tiempo, no solo el espacio, esta sacralizado. A partir de la festividad de San Juan los dias menguan hasta que llega El, el dia de Navidad. No dijo San Juan Bautista: "Decrezco yo, para que crezca Cristo"? Luego los dias vuelven a crecer hasta que vuelva San Juan,y vuelta a empezar. Mas claro que el agua. Esto me lo ensenyo mi maestro el querido Papa Ratzinger en su Espiritu de la Liturgia.
Un saludo
Ramonzon Donel

Embajador en el Infierno dijo...

Joaco- Yo si voté al PP (2 veces) pero entonces era joven e iluso. Saludos para usted también.

Anónimo II - Veo que está usted mal informado. Aquí se puede descargar el programa político de la Comunión Tradicionalista, donde encontrará usted muchas concreciones.

Yurremendi- Eso del hacha lo he visto como símbolo en alguna formación de tinte fascista. ¿Qué estás sugiriendo?.

Ramonzon- Muy bueno lo de S. Juan y la longitud de los días.

Yurremendi dijo...

Ramonzón:

Así es, en la liturgia y en la arquitectura sacra tradicional, que en algunas iglesias muestra las respectivas orientaciones de los portales del Bautista y de la Natividad. Sí, el tiempo y el espacio, y el cosmos entero están sacralizados, y es ese sentido de lo sagrado lo que más falta le hace a nuestro caquéctico cristianismo cerebral y humanitarista.

A título personal y anecdótico, le diré que en la noche de san Juan yo me dedico, con mis chicos, al bárbaro y pagano (?) rito de brincar por encima de la hoguera en las cuatro direcciones cardinales.

Excelencia:

Compruebo con no fingido horror que me he comido una hache al escribir "acha", pero no te preocupes que ahora mismo te la... heructo.

¿Fascistas? Y qué... También se veía pintada en banderas de pirata. Sugiero eso proque me parece un emblema pintiparado: aún mejor, el hacha puesta al pie del árbol, como en los iconos de o hagios Ioannes Prodromos, así no cabría ninguna duda del sentido escatológico de la revolución/restitución carlista.

Gabriel Syme dijo...

Cada quien tiene sus propias discusiones. Yo llevo ya más de una década escuchando en silencio como periodistas españoles (suelen ser españoles, otros europeos y los norteamericanos son más conscientes de su ignorancia y la ilusión de una supuesta cercanía no los distrae) me explicaban Cuba a mí, que soy cubano, y como todo parecía haber empezado en 1959, olvidando la República, con sus vicios y sus virtudes, y la aún más larga e importante etapa colonial.

Y siempre que me daban una oportunidad, me gustaba recordarles lo que Borges dijo en su nota "Dos libros", en "Otras inquisiciones":

"... la "actualidad candente", que nos exaspera o exalta y que con alguna frecuencia nos aniquila, no es otra que una reverberación imperfecta de viejas discusiones. Hitler, horrendo en públicos ejércitos y en secretos espías, es un pleonasmo de Carlyle (1795-1881) y aun de J. G. Fichte (1762-1814). Lenin, una transcripción de Karl Marx. De ahí que el verdadero intelectual rehúya los debates contemporáneos: la realidad es siempre anacrónica."

Anónimo dijo...

Yurremendi:
Pues si. Le deseo una muy buena noche de San Juan, espero que lo pase muy bien con sus chiquillos. Hay que revivir las tradiciones, la democracia de los muertos que decia Chesterton. Mucho sabian los que nos precedieron y hemos olvidado. Todavia sigo sin saber porque piensa que el cristianismo no es una religion en sentido estricto. Me encantaria que lo contara.
Embajador: Le recomiendo la lectura del Espiritu de la Liturgia de BXVI. Bellisimo libro. Gracias por su blog. Le prometo que seguire pululando por estos lares.
Un saludo a los dos
R. Donel

Anónimo dijo...

Leyendo mi anterior entrada, me he dado cuenta de que mis comentarios son tambien los de un nostalgico. No hay nada como conocerse a uno mismo. Viva la Religion! Viva la Tradicion!
Un abrazo
R. Donel

Embajador en el Infierno dijo...

Gabriel- Perdónales. La "ilusión de una supuesta cercanía" es muy real en una gran cantidad de españoles. "Más se perdió en Cuba", ya sabes. En casa conservamos el machete del bisabuelo, capitán de artillería durante la guerra de Cuba. A los 15 años leí "Contra toda esperanza" de Valladares que me dejó impactado (4 o 5 veces lo volví a leer) y el cuarto de estudio de mis hijas lo preside una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre. Jamás he estado en Cuba, pero me muero de ganas. Tengo la cosa de que no lo haré hasta que no haya desaparecido el Coma-andante y toda su troupe. No estoy seguro que lo que venga después vaya a ser mucho mejor, pero hasta entonces nada.

AMDG dijo...

> "Cuando quiero saber las últimas noticias, leo el Apocalipsis"

Creo que lo leí por primera vez en el libro de Castellani. Para las ultimas noticias son preferibles Los Protocolos. El Apocalipsis es para las de los proximos años.