sábado, julio 7

Conversaciones en la embajada (XLI): Chusma atlética

El 20 de mayo de 1998 el Real Madrid ganó su séptima Copa de Europa (Inciso: ¿Alguien ha puesto a parir al Florentino Pérez este por su magnífica visión de futuro al despedir a Del Bosque allá por el 2003?. Yo me di de baja el día que eso ocurrió. Por macarra.). En casa estábamos padre,  hermanos y una hermana celebrando por todo lo alto, cuando a uno lógicamente se le ocurrió lo de ir a Cibeles. Y entonces para nuestra sorpresa mi padre nos dijo:


- ¡Yo me voy con vosotros!.
- Pero papá- dije yo- ¿De verdad vas a venir?.

La Cibeles en día de celebración de Copa de Europa no me parecía el lugar más adecuado para un probo y honesto ciudadano como mi padre. 

- ¿No te das cuenta - me respondió él- que cuando el Madrid ganó su última Copa de Europa, yo casi tenía tu edad?. Me voy con vosotros.

Total, que para allá nos fuimos los cuatro hermanos y la hermana con mi padre. Cuando nos aproximábamos andando a Cibeles, la cosa estaba ya en plena efervescencia. Y el probo y honesto ciudadano no pudo evitar un comentario de censura ante algún lamentable incidente:

- Cuanta chusma hay por aquí ¿no?- comentó de pasada, para a renglón seguido tranquilizar su conciencia- Claro, que....si fueran del Atlético de Madrid, ¡sería muchísimo peor!.

Como no podía ser de otra manera, todos asentimos en completo acuerdo con las ponderadas palabras de nuestro sabio padre.

El malminorismo que nos azota.


Pincha aquí para leer más Conversaciones en la Embajada.

4 comentarios:

Gonzalo dijo...

Jaaaaajaja

Anónimo dijo...

Que clasista su señor padre

Embajador en el Infierno dijo...

¡Oh no!. Si algo no es mi padre es clasista. Lea de nuevo el texto y comprobará porqué.

Anónimo dijo...

Pues a mi si me parece que su ponderado padre tiene clase