domingo, septiembre 30

Dejo constancia

Hoy en Misa el sacerdote ha dedicado la mayor parte de la homilía a hablar del infierno. En lo que a mi respecta no recuerdo, en las varias décadas que llevo asistiendo a esa parroquia, que se haya hecho antes. Lo cual no quiere decir que no se haya hecho. Puede que cuando se hiciera yo no estaba, o que la memoria me engañe. 

El caso es que hoy un joven y animoso sacerdote, de la tierra de Maricruz, si no me equivoco (haciendo evangelización inversa o de vuelta, que le dicen), ha hablado del infierno.

A cuenta de la conversación que se sostuvo en los comentarios a esta entrada.

2 comentarios:

Joaco dijo...

Pues enhorabuna por tener un cura en tu parroquia que, además de cura, aparentemente es católico. Todo un lujo.

Denis Stella Baquero Millán dijo...

Pues no está nada mal...!!