domingo, abril 21

Ladino: Hablando con D.Quijote

Trae el Sr. Neri hoy una semblanza de Joaquín Díaz, cantautor zamorano, a quien no tengo el gusto de conocer pero que según parece se ha dedicado, entre otras cosas, a rescatar cantares en ladino. El ladino es el castellano que hablan los sefardíes, es decir, los judios españoles.

La entrada de Neri me ha traído a la mente un viaje por Italia, hace la tira de años, con algunos amigos. Una noche estábamos en Pisa haciendo el gamba en los alrededores de la famosa torre. Se nos acercó un señor, como de 60 años, algo dejado y muy simpático. Entabló conversación y me preguntó si éramos españoles. La pregunta la hizo en un idioma indefinible que parecía mezcla de muchas lenguas pero que se podía entender con poca dificultad. Al contestarle afirmativamente, se alegró y me dijo que él era sefardí, que acababa de llegar de Jerusalen donde vivía y que había hecho el viaje en un destartalado Citroen CX que uno no entendía como no se había quedado por el camino.

Como siempre me ha fascinado todo lo que tenga que ver con los judíos en general y los sefardíes en particular, vi el Cielo abierto y me dispuse a una larga conversación con el buen hombre.

En fin, hablamos de esto y lo otro y lo de más allá. Salí de la conversación encantado pensando que había estado de charleta con D. Quijote porque el ladino es esencialmente un castellano del siglo XV que no ha evolucionado como el castellano peninsular. Me hizo particular gracia la pregunta de mi contertulio señalando al grupillo gamberro que se hallaba a un centenar de metros de nosotros, sonaba algo así como:

- Et aquestos mançebos...¿son vosos amigos?. 

Lo de "Et aquestos mançebos" lo saco del caletre cuando necesito echar una sonrisa. Un recuerdo simpático de la vida.

Recomiendo a Yasmin Levy para quien quiera adentrarse un poco en la música sefardí moderna.



9 comentarios:

Anónimo dijo...

Las que más me gustan de Joaquin Diaz son estas:
http://www.youtube.com/watch?v=XN3krR3UMio
http://www.youtube.com/watch?v=cwn7ka9Yt9Y
http://www.youtube.com/watch?v=qmxUqXAy_yM

Anotacionesdemanuelmorillo dijo...

Lo cierto es que dejando al lado la leyenda rosa sefardí y del ladino, el 99.9999999% de los judíos que hablan español en Israel son askenazies, emigrantes suramericanos que regresaron a Israel tras el caos de Hispanoamérica en la segunda mitad del XX, procedentes de emigrantes judios centroeuropeos, rusos, etc.. que fueron a América en la segunda mitad del XIX y primeras décadas del XX (Buenos Aires era tras NY la segunda ciudad judía del mundo)

Yurremendi dijo...

Embajador:

Ojo. Ojo con algunas fascinaciones. Hay que saber colocar al judaísmo donde le corresponde y no picar en el cebo que sabe agitar mejor que nadie.

Por lo demás, gracioso lo de oír hablar en ladino. Hace tiempo me dió por escuchar una emisora de Internet en esta lengua. Pero lo que me gusta del ladino es lo que tiene de español, no lo que tiene de judío.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- Muchas gracias por las referencias. Están estupendas.

Manolo- Muy bueno el apunte. Me interesa el fenómeno sefardí en si mismo, nada más.

Yurremendi- A mi me atrae tanto lo que tiene de español como lo que tiene de judío. Pero uno sabe donde tiene lo importante, y si bien es verdad que le atrae el asunto tanto desde el punto de vista antropológico como desde el religioso, creo que se donde están los límites. No te preocupes.

Yurremendi dijo...

Embajador:

Bueno, si sabes dónde están los límites, ya sabes más que muchos, incluido acaso el actual "párroco" de Roma.

Embajador en el Infierno dijo...

Es algo así como lo tuyo con los Ortodoxos (salvando las distancias).

Yurremendi dijo...

¡Caray! No te acepto la comparación: demasiadas distancias habría que salvar. A mi me interesa enormemente el tema del judaísmo, y he leído hasta a algún famoso rabino talmudista, de esos que en el fondo son herederos de los ofitas, pero no hablaría de "fascinación". La fascinación es cosa de faquires, chamanes y hechiceros, y por tanto peligrosa.

Embajador en el Infierno dijo...

je, je.... lo sabía. Estás más enganchado que yo, por eso me adviertes.

Anónimo dijo...

Embajador, a mi me pasa algo parecido con los judios. Me fascina (uyuyuy) la lengua, la historia, y sus batallitas. De hecho tengo amistades abiertamente antisemitas y es algo que no comprendo. Eso de ver judios liberales y masones por todos lados tampoco debe ser sano.

Rise.