viernes, mayo 10

Del derecho a la vida al deber de dar muerte

Jugar con el mundo moderno según sus reglas es, parafraseando a Helenio Herrera, perder el partido sin bajarse del autobús.

El problema de adoptar las categorías del mundo moderno para luchar con sus propia armas, es que el mundo moderno no tiene categorías. O mejor, solo tiene una categoría: el cambio perpetuo. Y más concretamente, el continuo movimiento de la portería según convenga a quien tiene el poder o sea el grupo de presión con más fuerza.

Hablar de "derecho a la vida" es adoptar la terminología del mundo moderno. Nos sentimos encantados de nosotros mismos porque hemos sido capaces de darle en todos los morros a la "cultura de la muerte" con su propio garrote. 

Claro que, no nos paramos a pensar que cuando se concede o reclama un derecho tiene que haber un tercero que lo provea o sostenga. Y todo está muy bien hasta que uno empieza a plantear que ese derecho no se debe proveer porque hay otros que son, real o supuestamente superiores. 

Viene al caso de un apestoso artículo escrito por el carnicero liberal de turno que he descubierto a través de la bitácora de Carlos Esteban. Cito el mismo párrafo que Carlos:

"Si alguien deja nacer a alguien enfermo, pudiéndolo haber evitado, ese alguien deberá someterse a la posibilidad, no solo de que el enfermo lo denuncie por su crimen, sino de que sea la propia sociedad, que habrá de sufragar el coste de los tratamientos, la que lo haga"
Uno se podría plantear que de hecho nos encontramos ante un enfermo mental, un psicópata. De modo que perfectamente, siguiendo su "lógica" insisto, podríamos muy bien empezar a pedir cuentas a su propia madre por haber traído al mundo un espécimen de este porte, ¿no?.

Ya he dicho en alguna otra ocasión que una sociedad basada en los "derechos" es autodestructiva en tanto que esos derechos son, la mayor parte de las veces, contra alguien o algo y, por tanto, excluyentes, mientras que el "deber" es siempre hacia algo o alguien y más frecuentemente "inclusivo.

Una sociedad cristiana se basa en un par de sencillos deberes: "Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo". No hay constitución en el mundo más sencilla y perfecta que esa. Y sobre eso se basa la sociedad que queremos construir. 

20 comentarios:

Javier Garisoain dijo...

Muy cierto, Embajador.

Hace tiempo que pienso que el principal problema del movimiento pro-vida es que se ha teorizado demasiado. Se han dado demasiadas vueltas a la evidencia de que abortar es matar y esto solo ha servido para debilitar la percepción justa de la realidad.

En el caso del genocidio nazi, por hacer la comparación típica, los que tenían que argumentar eran siempre los racistas. No creo que se hayan escrito muchos libros ni que se hayan dado muchas conferencias ni se haya asistido a muchos debates para defender que los judíos alemanes tenían derecho a la vida.

La legislación criminal abortista es perversa porque es evidente que es perversa. Quizás no haya que entrar a discutir esto con nadie; tal vez sea contraproducente entrar a argumentar sobre si es un derecho, sobre si es o no el primer derecho, sobre si puede haber grados o abortismo de baja intensidad.

Es perversa, es un mal. Y punto.

Yurremendi dijo...

Embajador:

Por supuesto que estoy de acuerdo con la sustancia de lo que quieres decir, quizá no tanto con la manera cómo lo dices.

Diciendo con razón que la vida no es un "derecho", sino un hecho, me parece menos certero eso de que "una sociedad basada en los "derechos" sea autodestructiva, dicho así tal cual.

Una cosa es la vida (don puramente personal) y otra la sociedad, que no puede existir sin ley. Los derechos los define la ley, al margen de que pueda haber leyes justas y leyes inicuas.

Y una tercera cosa es el uso talmúdico, sofístico y satánico del lenguaje de los "derechos": "Ah pero, ¡si tenéis derecho a ser dioses! ¿No lo sabíais?"

Y en el caso del "derecho a la vida" que tanto nos ocupa, ese lenguaje talmúdico fue diseminado en "la" sociedad a través de otras "sociedades". Como es bien sabido. Creo.

Isaac García Expósito dijo...

Los argumentos se basan en la dignidad de la vida humana, olvidando su fundamento que no es otro que la muerte de un inocente.

Anónimo dijo...

Muy buena entrada del blogger.

Fatuo a más no poder, sin embargo, el post de Javier Garisoain. Los provida discuten sobre el derecho a la vida (de los inocentes) porque éste derecho se niega por cada vez un secto más amplio de la sociedad.

Puede incluso criticarse más de los provida que son activistas antes que nada, ¿pero teóricos? Tiene gracia que lo diga, además, el que creo que es jefe de los carlistas, movimiento que lleva décadas teorizando y reteorizando.

Maite C dijo...

Ya era hora estimado Embajador que nos obsequiaras con una entrada que te hiciese honor.

Leí en La Gaceta a Carlos Esteban sobre el impresentable Arcadi Espada. ¿Pero que se puede esperar de una persona atea, sin ningún tipo de principios y valores, uno de los fundadores de Ciutadans?. Partido, cuyos ideólogos provienen del PSOE y que tan sólo fué creado para ir en contra del catalanismo-seccesionismo.

En cuanto al aborto seguirá existiendo sea con derecho o sin el. Esas plataformas adláteras al partido que nos gobierna ha creado un nuevo lema substituyendo al "Aborto Cero", con el "Borra el aborto". Sí fuera acompañado con "Borra al PP" quedaría más que claro, pues lo que toca para erradicar el aborto es votar a los partidos que defienden los valores no negociables.

Pero su juego consiste en hacer ver que van en contra del aborto, cuando su finalidad es "Votar PP".
Una trampa infame que en algún momento les pasará factura.

Maite C dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Gracias Sr. Embajador por iluminar a aquellos que tenemos los ojos vendados.

rojobilbao dijo...

El hombre es un sujeto con ciertos derechos innerentes. Es nuestra labor descubrirlos. Los derechos no se otorgan.

Si el derecho primero, a la vida, es negado es absurdo hablar de cualquier otro.

Respecto al párrafo de marras decir que menuda chorrada de manual es eso de que la sociedad deba sufragar los costes del tratamiento. Si la sociedad es tan idiota de sufragar el cambio de sexo, el aborto o algún tratamiento imprescindible como estos, ¿a santo de qué escandalizarse sobre el tratamiento de un minusválido? Y más; si no se quieren pagar dichos tratamientos, sustituyamos el sistema actual sanitario por uno de pago a cuenta del usuario y listo, pero no justifiquemos asesinatos para el sostenimiento del insalud.

Favila dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que plantea el Embajador y con los apuntes de Javier Garisoain, pero quisiera añadir dos pinceladas, que quizá parecerán demasiado extremistas o fuera de tono.

La elección del término pro vida es desacertada por una razón adicional. Históricamente son los partidarios de aborto, eugenesia y eutanasia quienes exaltan la vida y se llenan la boca con los derechos de la vida. No hay contradicción: es esa exaltación de la vida -de raíz nietzscheana, sospecho- la que les impulsa a buscar la muerte para quienes consideran formas de vida "imperfectas" o "degradadas". Esto es al menos lo que me he encontrado al examinar los escritos de los precursores de toda esta ideología, aunque posiblemente mi investigación sea limitada.

En mi opinión, las asociaciones que se habitualmente denominan pro vida ni siquiera estarían contra el aborto, en el fondo. Para llegar a esa conclusión me basta preguntarles qué tratamiento penal tienen previsto para los que cometen el aborto o para quienes hacen propaganda a su favor. Ya no es sólo que no sean partidarios de tratar el aborto como cualquier otro asesinato -que es lo mínimo que cabría exigir a alguien que afirma que el aborto es un asesinato-, sino que en la mayoría de los casos abogan por la total impunidad de la mujer.

Finalmente, pienso que, incluso por parte de los verdaderos antiabortistas, no se concede la suficiente importancia al feminismo y a la ideología malthusiana como raíces de este mal. Para los abortistas el aborto siempre fue un método contraceptivo para hacer decrecer la población y eliminar a los pobres y a los débiles. Pienso que lo que mantiene todo el entramado criminal es la mentalidad malthusiana, con la que hoy comulga prácticamente toda la población occidental.

Miles Christi dijo...

No cabe duda que vivimos en medio de una atmósfera viciada. La perversión del lenguaje (dígase, eufemismos) y el relativismo moral (dígase, no hay bien o mal, todo depende) han calado hondo en las mayorías sin espíritu crítico.

Qué eufemismo I.V.E. (Interrupción Voluntaria del Embarazo) como si se pudiera reanudar lo que se interrumpió. Por qué no mejor A.N.S.M. (Aniquilación del Nasciturus en el Seno Materno) sin medias tintas, pues el nasciturus quiere vivir, intenta huir de los letales métodos quirúrgicos o químicos que se le aplican.

Estos mismos que defienden el aborto, paradoja, luego son furibundos anti taurinos y quieren legislar sobre los derechos que asisten a los simios.

¿Dónde acaba el aborto y empieza el infanticidio?, ¿No es todo esto aberrante?. ¡Ah! Claro, es que el concebido y aún no nacido hasta no sé qué semana, es un ser vivo, pero no humano, como dijo la "miembra" ex ministra, así como que abortar es una decisión personal de la mujer como "ponerse tetas".

Y en cuanto al PP, abominable, ¿Cuándo se darán cuenta los del aborto cero, que votar al PP es votar aborto? Sólo quieren sus votos, pero una vez en el poder, maquillan las leyes abortistas cara a la galería. No hay aborto a medias, o se elimina al feto o no se lo elimina.

Al final ellos dicen: No hay Dios, luego todo está permitido.

Nosotros les tenemos que decir: Cumplamos nuestros deberes para con Dios y el hombre dejará de ser un lobo para el hombre.

Favila dijo...

A los abortistas no les irrita nada el término pro vida porque ellos mismos se declaran pro vida: dicen que están a favor de la vida de la mujer que se ve obligada a abortar.

Estados Unidos no está para dar lecciones de nada. Lo que no cuentan estos pro vida es que el aborto ya era legal en EE.UU. antes de la sentencia de Roe vs. Wade. En muchos Estados estaba permitido en caso de deformidad del feto, violación o peligro para la salud de la madre, e incluso en alguno a simple petición de la madre, lo que equivale a una situación práctica de aborto libre. Así que si estos pro vida españoles dicen tomar el nombre de EE.UU., hemos de concluir en buena lógica que están a favor de una situación como ésa, de aborto libre en la práctica, como la que teníamos antes de la Ley Aído.

Embajador en el Infierno dijo...

Una vez más os agradezco mucho todos los comentarios, particularmente los que os habéis esforzado por poner algunas cosas en su sitio. Me gustaría poder contestar uno a uno pero de momento no va a ser posible por intensa falta de tiempo. A lo mejor el fin de semana....

He tenido que borrar al más centrado de los centrados de turno, porque por una vez en su vida y sin que sirva de precedente se ha dejado llevar y no ha propuesto más argumentos que hacer juicios temerarios sobre los que no piensan como él. De esta manera ha incumplido una de las tres sencillas normas que rigen los comentarios de esta bitácora.

Aquí debaten personas adultas que contrastan ideas y opiniones, las cuales no tienen porque ser coincidentes, pero se hace con respeto y argumentos. No es lugar para adolescentes hiper-hormonados. Gracias.

Favila dijo...

La última de los "provida": ahora ya no sólo piden impunidad para la mujer que aborta, sino también para los médicos aborteros:

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=17349

carmela dijo...

1.- A los que vivimos nuestra primera juventud con Franco nos podría parecer de todo, pero democristiano desde luego que no.Las dictaduras, del signo que sean, son,en mi opinión, perversas.Las personas deben tener derecho a decir lo que piensan, aunque piensen que un dictador puede ser democristiano.
2.- La definición de cuándo se puede considerar que empieza la vida humana, para la biología, está alrededor de las dos semanas después de la fecundación, antes de eso no se puede hablar de unidad ( puesto que ese grupo de células puede partirse y dar lugar a dos gemelos) ni de unicidad (puesto que parte de ellas darán lugar a las envueltas embrionarias )
3.- Dicho esto,y estando en contra del aborto,creo que habría que ser mucho más compasivo con las mujeres que toman esa decisión puesto que pudiera ser que, en bastantes casos, lleguen a ella por abandono de un hombre ( el padre del nasciturus ) o por miedo a otro ( el padre o el marido de la embarazada ).

juan luis dijo...

Intetaré mediar en esta discusión tan agria... La señora ex abortista arrepentida, Abby Johnson, no dice que no deba ser condenado el "médico" que practicaba abortos, sino que plantea ciertas dudas sobre que se le aplique la pena de muerte. La aplicación de la pena de muerte es una medida prudencial que la Iglesia admite para la defensa de la sociedad. Habría que ver si a día de hoy es necesaria esa medida para defender a la sociedad de los criminales de cualquier tipo.

Por otra parte, es cierto que algunos provida caen en cierto sentimentalismo y les falta racionalidad a la hora de analizar la situación. Bien por aquellos abortistas que se arrepientan, pero el daño hecho a las personas y la sociedad ha de ser reparado.

Anónimo dijo...

Manda narices, los de la CTC acusando a los demás de centristas.

Tiene tela también que critiquen a los provida cuando luego ellos, empezando por su jefe de junta, se apuntan a todas las manifestaciones de las asociaciones que despecian. La última, la de los poco fiables de Derecho a Vivir (Hazte Oir). Ya podrían tener un poco de dignidad estos carlistillos y si no les gusta el ámbito provida no apuntarse a sus convocatorias. ¿No tienen otro sitio donde mendigar votos?

Embajador en el Infierno dijo...

He tenido que volver a borrar una serie de comentarios insultantes para otros participantes en esta discusión. El borrado ha incluido a Favila bien que me pese porque con algunas de sus apreciaciones no podía estar en desacuerdo y además entiendo su calentón. Pero no puedo permitir que esta bitácora se convierta en una corrala.

Si continúan viniendo incontinentes verbales tendré que moderar los comentarios. Y esto si que muy a mi pesar, pero claro hay demasiada gente que no sabe hacer uso de la libertad y los demás no tenemos porque sufrir sus frustraciones.

Embajador en el Infierno dijo...

Por cierto, gracias a Carmela y Juan Luis por sus comentarios, sobre todo a este último en su intento de poner un poco de sentido común entre lo que se estaba convirtiendo en una jaula de grillos.

Favila dijo...

No te preocupes, Embajador, lo entiendo ;)

Yurremendi dijo...

Puestos a insultarse, lo que resulta inadmisible es hacerlo sin gracia, propiedad ni variedad. Propongo una lista de insultos admitidos en el blog, ordenados por ternas, a elegir (no más de tres insultos por comentario), a disposición de los usuarios y para que podamos dialécticamente peinarnos los piojos sin que nadie se ofenda gravemente. Por supuesto la lista no pretende ser completa, fija e inalterable:

Alcornoque, botarate, tunante.

Majadero, monigote, bodoque.

Mentecato, zoquete, pollino.

Rufián, mendrugo, lagarto.

Pelafustán, sabandija, filibustero.