miércoles, octubre 2

Rinocerontes en la plaza de San Pedro

Según reza el viejo adagio la mejor manera de esconder un elefante en Wall Street es llenando Wall Street de elefantes. 

Me pregunto si el Papa está intentando esconder algún rinoceronte en la plaza de San Pedro llenando la plaza de San Pedro de rinocerontes. 

Lo digo porque observo que habla mucho y hace poco. No se si eso de hablar mucho es simplemente su carácter argentino (no se enfaden mis amigos argentinos y aclárenme si esto es un injusto estereotipo o si hay algo de cierto en ello), o es que tanta verborrea tiene por objeto mantener al personal distraído. Porque desde luego el personal anda agitadísimo con todo lo que dice el Papa.

La blogosfera católica se divide entre los que ven venir la gran revolución (y de estos a su vez hay dos tipos: los que la quieren y los que no la quieren) y los que tratan de convencernos que todo esto es "business as usual". Ninguna de las dos posiciones comparto, pero me parecen particularmente curiosos los que necesitan ríos de tinta para convencernos del "business as usual".

En fin, sigo pensando que aquí hay más cera de la que arde, y que nos esperan enormes sorpresas aunque no se de que tipo. Hasta me he llegado a plantear si todo esto no será una versión actualizada de la campana de Huesca

En cualquier caso, encuentro en el blog de Ches (en inglés, lo siento) un derroche de sensatez. Dice las cosas tal cual yo las siento, y las dice mejor de lo que yo jamás pudiera decirlas. Este Ches es un católico inglés que en su día estuvo metido hasta el colodrillo en la Fraternidad Sacerdotal de San Pio X hasta que decidió abandonarla. El relato de su abandono es de las narraciones más fascinantes que conozco, por eso la habré leído una docena de veces.

Terminemos con una nota esperanzadora. Estás palabras del Santo Padre me han animado mucho:

“Veo la santidad –prosigue el Papa– en el pueblo de Dios paciente: una mujer que cría a sus hijos, un hombre que trabaja para llevar a casa el pan, los enfermos, los sacerdotes ancianos tantas veces heridos pero siempre con su sonrisa porque han servido al Señor, las religiosas que tanto trabajan y que viven una santidad escondida. Esta es, para mí, la santidad común. Yo asocio frecuentemente la santidad a la paciencia: no solo la paciencia como hypomoné, hacerse cargo de los sucesos y las circunstancias de la vida, sino también como constancia para seguir hacia delante día a día. Esta es la santidad de la Iglesia militante de la que habla el mismo san Ignacio. Esta era la santidad de mis padres: de mi padre, de mi madre, de mi abuela Rosa, que me ha hecho tanto bien. En el breviario llevo el testamento de mi abuela Rosa, y lo leo a menudo: porque para mí es como una oración. Es una santa que ha sufrido mucho, incluso moralmente, y ha seguido valerosamente siempre hacia delante”

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, embajador, yo no sé si hay un plan estupendo detrás de todo esto, pero lo que sí sé es que cada vez hay más gente inquieta.
Incluso entre los que no me esperaría.
Hace un rato he leído un artículo de alguien que no me hubiera esperado que escribiera con tanta amargura sobre lo que está ocurriendo:
http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=4472

Ojalá todo sea para bien.Pero de momento, como que no parece.

Favila dijo...

Hombre, que los nazis paganos de "El Manifiesto" estén inquietos a mi no me causa ninguna preocupación.

Sí me preocupa, por ejemplo, que algunos sectores tradicionalistas estén perdiendo el norte, o que el católico de a pie se pueda sentir confuso.

Pero honestamente no creo que el Papa Francisco haya dicho o hecho nada que no hicieran sus dos predecesores. Lo que ocurre es que Francisco está haciendo declaraciones a cada paso, con lo que se multiplica la confusión y las malas interpretaciones, y por otra parte nos pilla ya a todos más cansados.

Creo que en esta guerra de declaraciones y entrevistas la Iglesia tiene muy poco que ganar. Pero de momento, como dice el Embajador, Francisco no ha hecho nada. Esperemos a que haga algo para juzgar su pontificado con fundamento. Aunque yo diría que este Papa sí ha hecho algo meritorio: el cese fulminante de algunas altas jerarquías implicadas en casos de pederastia, e incluso la excomunión de un sacerdote que apoyaba el matrimonio homosexual. Falta por ver si estas acciones responden a una línea sólida y tienen continuidad.

enigma dijo...

Desgraciadamente, creo que está haciendo mucho. Generar muchísima confusión, cuando menos.

carmela dijo...

¿Rinoceronte, Embajador, o elefante en cacharrería?
Estupenda la carta de S.S. Benedicto al matemático Odifreddi,me ha sentado como una pomada en una quemadura,no sé si me explico.

Anónimo dijo...

Sr. Favila:

También Esparza es un nazi pagano?:

http://www.intereconomia.com/blog/blog-esparza/cosas-papa-20131003

Hay sobrados motivos para estar preocupados con lo que está ocurriendo en Roma.

Milkus Maximus dijo...

No creo que haga falta ser tradicionalista para estar un poco inquieto por los derrapes verbales de nuestro querido Francisco.
Para quienes lo tuvimos (y un poco lo sufrimos) como arzobispo, pues no sé, no se me ocurre cómo describir lo que pensamos más que recurriendo a un viejo localismo porteño que se utiliza cuando le decimos a otro que no se gaste en tratar de convencernos, que ya nos conocemos porque somos del mismo origen y las mismas mañas: "Francisco querido, vamos, entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera"

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- A lo mejor hay que inquietarse menos y rezar más, propongo. Y desde luego todo será para bien, de eso no cabe la menor duda. No soy aficionado a "El Manifiesto", la nueva derecha no es lo mio.

Favila- Gracias por apuntar lo que SI ha hecho y que es desde luego un par de excelentes medidas. Lo de los Franciscanos de la Inmaculada, sin embargo, no tiene nombre. En cualquier caso entiendo que lo que hay que escuchar son sus declaraciones magisteriales. De momento hemos tenido una encíclica. Cuando lleguen más las escucharemos/leeremos y ofreceremos nuestro asentimiento como católicos, que es lo que hay que hacer.

Enigma- Insisto en lo de arriba. Si las declaraciones no magisteriales del Papa causan confusión lo mejor es no escucharlas/leerlas. No pasa nada. No hay obligación ninguna de seguir al detalle todos sus pasos. El tiempo no empleado se puede aprovechar leyendo el Evangelio.

Carmela- Creo que este Papa, como los que le han precedido, no tiene un pelo de tonto. Es decir hace lo que hace, sabiendo lo que hace y con un propósito determinado (que no se cual es). Leeré esa carta que mencionas porque con tanta barahúnda ha pasado desapercibida. Desde luego empieza con pocas concesiones: «mi crítica sobre su libro en parte es dura, pero del diálogo forma parte la franqueza; solo así puede crecer el conocimiento».



Embajador en el Infierno dijo...

Milkus- A mi me parece fascinante lo que está ocurriendo en Roma. Yo creo que se inquieta (en sentido negativo que creo es el que tu le das) el que quiere. Ya sabemos como va a acabar todo esto, ¿no?, conocemos perfectamente (porque nos lo ha revelado el que lo sabe con certeza) el final de la película, de modo que relax.

Anónimo dijo...

Bueno, Sr. Embajador. Y Sandro Magister, ¿también es de la nueva derecha, y poco de fiar?:

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350615?sp=y

Una cosa es confiar en que todo acabará bien... al final, muy al final. En el Juicio Final, para ser precisos. Eso es una cosa, y otra es no preocuparse ante la que parece que se le viene encima a la Iglesia ahora, en nuestro tiempo. Y parece que se le viene encima una buena.

Miles dijo...

Sin duda es un Papa desconcertante, con un estilo rompedor diferente a sus predecesores, la cuestión es averiguar cual es la parte oculta de la luna, hasta ahora sólo se ha prodigado en declaraciones y golpes de efecto a base de verborrea. El “por sus obras los conoceréis”, no hay obras, como dices Embajador, ergo sólo podemos estar a la expectativa en este arranque de pontificado.

Qué pretendiera levantar alfombras vaticanas, es hasta necesario.
Así lo hizo B.XVI quien fue valiente e hizo algunos correctivos a desatinos de JP II, pues el "santo subito" excomulgó a los más tradicionalistas de la Iglesia de la SSSPX y mostró su predilección con personajes tan nefastos como Marcial Maciel abusador sexual de seminaristas y menores y con una doble vida. B XVI les dio a los primeros la posibilidad de retornar a la casa común y al segundo le arrancó las dignidades episcopales, tras llamarlo lobo con piel de cordero, por muy fundador que fuera.

Quienes estamos cerca del tradicionalismo en política y en fe, no queremos ser brújula desnortada con este “pibe”. Recuerdo unas palabras entre graciosas y para reflexionar que comentó Miguel Ayuso en el programa "Lagrimas en la lluvia", cuando dijo "en los círculos carlistas se llegó a pedir por la conversión del Papa". Dejo un interrogante: ¿estamos condenados a tener que ser más papista que el Papa? o como comentaba Miguel Ayuso jocosamente, tachando dicho comentario de timorato ¿Nos autodisolvemos?

Confiemos que si el Espíritu Santo ha inspirado el voto de los Cardenales en el cónclave para la designación de Bergoglio sea para bien, ya sabemos que los caminos del Señor son inescrutables…¡bendita inocencia!

carmela dijo...

No tengo ninguna duda acerca de la inteligencia del Papa y, de momento,el resultado de toda su profusión de gestos y palabras le han llevado a ser considerado uno de los personajes más populares del mundo y el Papa más popular de la historia reciente.
No creo que nos tengamos que preocupar por la que se nos viene encima porque ya la tenemos encima y, curiosamente, a los que tiene más preocupados son a sus fieles más disciplinados.
Habría que preguntarse qué nos es más querido en la Iglesia ( por supuesto sin pensar en el dogma ) a los recalcitrantes tradis e irle diciendo adiós. Y entonces preguntarse qué hay en ello que sea molesto,inconveniente... o profético.
No es Apocalipsis pero para algunos van a ser tiempos de prueba.
Y sí,que nos pillen confesados.

Anónimo dijo...

Miles, ¿de dónde saca que el voto de los cardenales en los cónclaves es elegido por el Espíritu Santo?

http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2013/04/et-in-spiritum-sanctum.html

Florentino.




Yurremendi dijo...

¿Puedo decir con toda sencillez lo que pienso? Pienso que Bergoglio es una catástrofe para la Iglesia. Sin paliativos.

Kewois dijo...

Si bien es cierto que por ahora ha dicho más de lo que ha hecho y que lo que ha dicho en el fondo no contradice lo que dijeron sus antecesores. Es solo cuestión de formas.

Es interesante, sin embargo, ver como siempre se manifiestan en los comentarios las predilecciones personales por más "guía" o "inspiración por parte del Espíritu Santo" o ser el "representante de Dios".

1) O sea si el Papa X hace lo que a uno personalmente le gusta es todo una maravilla y que todos los que estén en contra se fastidien.
2) Ahora si el Papa X hace o dice cosas que van contra lo que uno piensa entonces es "un desastre".

Claro si yo soy 2) y lo promulgo vendrán los 1) y dirán que no se debe hablar pues todo "está guiado".

Muchos comentarios hubieron sobre que la Renuncia de Benedicto XVI seguramente era una manifestación del Espíritu... por lo tanto Francisco también lo es. Si lo primero es bueno lo segundo también debería serlo... por lo menos en principio.


Kewois

Rinocerontología avanzada :)

carmela dijo...

Bueno,pudiera ser que mi concepto del Bien me diga que aquellos que me gustan son una maravilla y que mi concepto del Mal abarque a todo lo que no me guste.

Pablo dijo...

Yo estoy convencido de que el Papa Francisco es auténtico Papa. Pero también de que es el enemigo en casa. Es peor que malo. Creo que hay que decir las dos cosas, porque son verdad.

Para los hijos de la luz, esta hora de confusión y de mentira debe ser la hora de la verdad. Hay que buscar y pensar la verdad, y hay que decirla.

Dios nos ha infundido un alma con inteligencia y conciencia, de modo que estamos obligados a usarlas. Y para que, a pesar del Pecado Original, demos con la verdad fácilmente y sin error, Dios se nos ha revelado. La Revelación Divina es un contenido objetivo, inmutable, perenne, cerrado (clausurado a la muerte del último Apóstol) y es asequible (la tenemos en la Sagrada Escritura y en la Tradición patrística). Para mayor seguridad contamos con el Magisterio de la Iglesia, que no es «fuente» de la Revelación: no crea la doctrina, pero es un criterio seguro sobre ella. Por haber nacido en los últimos tiempos, nosotros tenemos la ventaja de contar con un una larga historia de la Iglesia, un magisterio continuado, una larga tradición de vida y doctrina cristiana, de santos, de liturgia... Nos podemos aferrar a lo seguro, a lo de siempre.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- No ponga en mi boca (o teclado) palabras que yo no he dicho. Simplemente dije que la nueva derecha no es lo mio. Ya veremos lo que le viene a la Iglesia. De momento yo voy por el camino de la paciencia como está indicado en la entrada.

Miles- Creo que nadie se ha parado a pensar y analizar minimamente el curioso hecho consistente en que BXVI se dedicó a aplicar bastante bambú a los grupos católicos más cercanos al corazón de JPII (creo que no se libró ninguno), mientras que intentó acercarse a los grupos católicos menos de la estima de JPII. En fin, por el lado del ecumenismo creo que ningún Papa moderno ha dado pasos tan concretos y efectivos como los de BXVI. BXVI hablaba lo justo y hacía lo preciso. Creo que este hecho es un buen comienzo para empezar a entender el devenir de la Iglesia en el siglo XXI.

Lo que dice usted que dijo Ayuso a mi me parece más una leyenda urbana o como mucho una desfiguración de la realidad. Y desde luego no tiene gracia ninguna. O mejor dicho, es uno de esos chascarrillos del ambiente tradi que dejan de hacerme gracia cuando salen de ese ambiente.

Seguro que el Espíritu Santo inspiró a los cardenales, lo que no sabemos es si los cardenales fueron dóciles al soplo del Espíritu (en este y en cualquier otro cónclave), ¿no le parece?.

Carmela- El otro día me decía un amigo sacerdote sospechoso de pocas cosas que (no cito literalmente sino más bien me hago eco del sentido de sus palabras) fustigar a los "fieles más disciplinados", como dices tu, sale gratis porque esos no van a armar un cisma. Si, van a ser tiempos de prueba, por eso creo que hay que tener la cabeza fría y armarse de paciencia, como indica el Papa.

Yurremendi- Si, puedes decir lo que quieras (sujeto a la sencilla normativa imperante en este blog). ¿No crees que convendría dejar pasar un poco de tiempo y esperar a que se despeje el humo (sin segundas)antes de hacer juicios taxativos?.

Kewois- No acabo de entender a donde quieres llegar.

Pablo- Te pregunto lo mismo que a Yurremendi: ¿No crees que convendría dejar pasar un poco de tiempo y esperar a que se despeje el humo (sin segundas)antes de hacer juicios taxativos?.

Anónimo dijo...

No se enfade Sr. Embajador, que no pretendía ponerle en su teclado nada. Es que me había parecido (incorrectamente, por lo que escribe) que usted estaba rechazando de entrada las voces que le había mencionado, mediante el fácil expediente de meterlas en el cajón de la "nueva derecha". Y eso no me parecía un buen razonamiento. Porque, qué más da aquí si alguno de los que han escrito alarmados después de las entrevistas del papa simpatizan o no con la nueva o con la vieja derecha, o con lo que sea que simpaticen, que yo no lo sé.
El caso es que son católicos, y que llevan dando la cara por el catolicismo en la vida pública desde hace tiempo.
Por eso, si en menos de dos semanas se encuentra uno con artículos claramente críticos del escritor Juan Manuel de Prada, el periodista Esparza, el filósofo Soler Gil, el vaticanista Magister, y no sé cuántos más, que hasta ahora han dado la cara siempre por lo católico, no me negará que algo no está funcionando como debiera. Y si uno lee todos estos avisos, parece que apuntan al factor común de que podríamos estar entrando en una fase de rebajar el perfil, ocultando o poniendo en sordina aspectos de la doctrina, para no meternos en líos con el mundo.
Y eso, ya que hablábamos de política, ¿no le suena demasiado a la deriva hacia la nada de cierto partido político de por aquí?
Pues digo yo que es como para preocuparse.
Pero ya lo dejo. Si a usted le parece que todo va bien, pues nada. Adelante con el optimismo. Y ojalá lleve razón.

kewois dijo...

A lo que quiero llegar es muy sencillo.

Cuando se mostraba a Benedicto XVI como un Papa más ligado a la ortodoxia, los medios en general y los católicos más liberales lo criticaban.
Pero desde este blog (y otros similares), muchos de los comentaristas sermoneaban que si El Espiritu Santo había elegido a Ratziger era porque eso era lo que quería y todo estaba bien. Que no había que cuestionar nada.
Que estaba mal cuestionar.

Pero ahoras como el Papa parece (y digo parece porque creo que tiene razón usted con eso de esperar que se despeje el humo) que tiene otras opiniones los mismos que invocaban la guía del Espíritu y sancionaban la crítica se levantan a criticar y parecen cuestionar la guía.

Parecen primar los gustos personales.

Por ejemplo en otro blog mucho más extremista dicen que todo iba bien en la Iglesia hasta Pio XII. De ahí en más ha sido una catástrofe tras otra, Francisco la peor.
No deja de asombrarme como muchos sostienen que hay guías sobrenaturales solo cuando les conviene.

Sería como si cada quien el saltar a un abismo eligiera si quiere caer hacia la derecha, a la izquierda, hacia arriba o hacia abajo a distintas velocidades o incluso no caer y todos pregonen la universalidad de la ley de gravitación.

Kewois

Miles dijo...

He visto la deriva de las intervenciones y lo que era el affaire del Papa Francisco ha acabado en la cuestión del soplo del Espíritu Santo…

En relación con el anónimo que me decía qué de dónde saco que el Espíritu Santo esté detrás del voto de los Cardenales, le aseguro que no tengo una demostración científica, si se refiere a eso, pero en asuntos de tal trascendencia, me cuesta pensar que Dios mira para otro lado, aunque sólo sea por el "Veni Creator Spiritus" que entonan los purpurados antes de reunirse a puerta "sellada", Sr. Embajador, con ello no quiero descargar de responsabilidad a quienes toman la trascendente decisión de la elección.

Intento ser coherente y no arrimó el ascua del Espíritu Santo a mi sardina, Sr. Kewois, de hecho el Papa Francisco a priori no está en mi línea, sin embargo le doy un voto de confianza, como a cualquier Papa elegido para todos. Católico significa universal, y no podemos querer un Papa como si fuera un traje a nuestra medida. La Iglesia está llena de carismas y todos la enriquecen, que sería de un Iglesia sin jesuitas, o sin dominicos, o sin el opus o sin franciscanos o sin los tradis, se trata de que todos quepamos en ella y que todos estemos a gusto en nuestra filiación a ella para hacerla más fuerte en un mundo secularizado, en el que hay que remar contracorriente.

En cuanto a JP II sólo he destacado sus sombras, pero tiene también sus luces, no quisiera ser malinterpretado. Y en cuanto a lo de BXVI muy de acuerdo con lo dicho por usted, creo que no entra en colisión, con lo que expuse.

Un abrazo a todos y especialmente al dueño de este blog, que nos da un foro para compartir, rebatir y debatir. Me daré un período de descanso, ya volveré más adelante.

Embajador en el Infierno dijo...

Kewois- Pues si, al final pecadores somos, y a algunos les cae mejor o peor este u otro Papa. Lo de la guía del Espíritu no se lo niego a ninguno, faltaría más.

Miles- Espero que esas vacaciones no sean largas. Aprecio mucho tus comentarios, lo cual no quiere decir que este perfectamente de acuerdo con ellos, pero los aprecio mucho y me has dado muchas cosas para rumiar y rezar. De modo que no sean largas.

Anónimo dijo...

Estimado.
Como argentino le voy a dar una cara del prisma que puede ser el Papa que tal vez le ayude un poco.
Bergoglio es portegno.
Es totalmente portegno.
Es fisica y mentalmente portegno.
Son tan amplias las diferencias entre los argentinos que solo los que pasaron un buen tiempo aca ven la diferencia.mucho hay de razones historicas.
Pero para ilustrarle a ud. Messi es santafesino. Ginoboli es bonaerense al igual que Del Potro.
En resumen. Venga vea y disfrute delos portegnos. Luego vaya al interior llegue hasta jujuy y confundase de no saber si es Bolivia o no. O vaya a misiones o chaco donde a cada paso le sale un alemanote de 2 mts. O a Cuyo donde levanta una piedra y aparece un Rodriguez o Perez o Lopez.


Creo que puedo darle una pista de lo especiales que esta gente.

Embajador en el Infierno dijo...

Anonimo-¿Cuales son las características principales de un porteño?