sábado, enero 4

Parecidos Razonables (II): Todavía quedan valientes

Al final va a resultar que Spengler tenía razón con su batallón de soldados salvando la Civilización, y que cuando menos esperanza queda salta un valiente en pos de la dignidad.

Hoy lo ha hecho Cake Minuesa, periodista de Intereconomía, que a pecho descubierto se ha enfrentado él solito y practicamente sin apoyo de los asistentes, a un nutrido grupo de chusma etarra.

La escena se puede ver en el siguiente vídeo:





Esto que ha ocurrido hoy recuerda poderosamente a otro suceso histórico protagonizado por el Capitán Palacios, el verdadero "Embajador en el Infierno". Dicha impactante ocasión fue llevada al cine y se puede ver en este otro vídeo:


Gracias a Cake Vinuesa por recordarnos que todavía quedan valientes.


Pinchar aquí para ver otros "Parecidos Razonables"

7 comentarios:

marcos dijo...

Esos son cojones !!!!
Desde Argentina ,mi admiracion para ese periodista que hace honor a la raza hispana .

criollo y andaluz

Anónimo dijo...

No encuentro la similitud entre ambos vídeos.

Me pregunto qué sentido tiene pedir a unos asesinos que pidan perdón en lugar de leer la cartilla a los responsables.

Embajador en el Infierno dijo...

Marcos- Compartimos admiración. Gracias por el comentario.

Anónimo- Dos valientes se enfrentan a sus enemigos y con su actitud hacen revivir el valor y la esperanza en los que les rodean.

Sobre tu segunda frase: una cosa no está reñida con la otra.

Esteban Falcionelli dijo...

Tal como te he comentodo en privado, éstos hombres se comportaron como Cristeros contra los soviéticos. ¡Gracias Embajador!

carmela dijo...

Ay,sí,este chico me ha alegrado el día. Pero,por otra parte,me ha hecho recordar que una de nuestras desgracias nacionales es que siempre ( o casi siempre ) producimos héroes solitarios; no he visto que nadie en esa sala impida que expulsen al periodista. Me temo que la escena de La Marsellesa de Casablanca no sería posible en una sala con españoles dentro.

Filósofo rancio dijo...

Carmela: Lo de Minuesa es un hecho histórico, lo de Casablanca una película y además ambientada, no en la actualidad sino en la 2ª Guerra Mundial justo cuando la gesta del "auténtico" Embajador en el Infierno" y de todos los españoles que le siguieron. No fue un héroe solitario.

¡Un poco de autoestima, por favor!

Embajador en el Infierno dijo...

Esteban- Fijate, querido Esteban, que esa comparación si que no la veo. Y habla uno que tuvo dos tios a los que conoció, trató (a uno más que a otro, que murio joven precisamente por sus padecimientos en Rusia) y admiró que estuvieron en la División Azul (no en el cautiverio). Los divisionarios cantaba aquello de: "Avanzando voy/
para un mundo sombrío llevamos el sol/Avanzando voy/ para un cielo vacío llevamos a Dios. " y a mi me parece que los cristeros se centraban en los segundo.

Carmela- En España, como en todo el mundo, tenemos la costumbre de apostar a caballo ganador, alancear a moro muerto, y todas esas cosas. No somos distintos del resto de seres humanos. Tenemos la suerte de que siempre sale uno, y frecuentemente en lo más sombrío, que nos anima y nos impele. La historia nos enseña que la escena de Casablanca es eso, una escena, de cine, posiblemente del todo falsa e irreal. La historia nos enseña que España ha estado llena de de escenas de Casablanca que no se han llevado al cine.

Filosofo Rancio- A veces pienso, siguiendo con la respueta anterior a Carmela que a lo mejor nuestras "escenas" no se han llevado al cine por una especie de dignidad y vergüenza puritana que es o era muy española. Muy de acuerdo con tu llamada a la autoestima, que es que nos encanta autoflagelarnos.