sábado, diciembre 19

La parábola del payaso

Recientes acontecimientos políticos (electorales), sociales y religiosos me traen a la cabeza cada vez más frecuentemente la parábola del payaso, de Kierkegaard:
“Un incendio se declaró entre los bastidores de un teatro. El payaso salió al escenario para avisar al público. Pero éste creyó que se trataba de un chiste y aplaudió gustoso. El payaso repitió el anuncio y los aplausos fueron todavía mayores. Así creo que perecerá el mundo: en medio del aplauso general de la gente respetable que pensará que es un chiste”.

8 comentarios:

Yurremendi dijo...

A ti que te gustan las casualidades, "Kierkegaard" significa "camposanto, cementerio".

Josefina dijo...

Muy cierto, muy cierto. Estoy totalmente de acuerdo con Kirkegaard.

Embajador en el Infierno dijo...

Yurremendi- Menos mal que te tengo a ti, de otra forma no me enteraría de la Misa la media. Eso....¿te lo has inventado o es verdad?.

Josefina- Sospecho que estarás de acuerdo con muchas cosas del amigo K.

Javier Vicens dijo...

La parábola http://www.mercaba.org/FICHAS/Religion/introduccion_cristianismo_02.htm

Embajador en el Infierno dijo...

Javier Vicens- ¡Ah, muy bien!. No sabía que el Papa la mencionaba en un libro suyo.

Yurremendi dijo...

No, hombre, no me lo invento. "Kierke" es el alemán "kirche", el holandés "kerk", el escocés "kirk", el inglés "church". Y "gaard", para no desparramarnos más, es el inglés "yard", con su rica polisemia. Kierkegaard = Churchyard. El camposanto, o como nuestro genio popular quiere, el "huerto del señor cura". Como me decía un señor de un pueblo burgalés: "Pues, sí, Fulano, que ya está tapado en el huerto del señor cura".

Gerald dijo...

¡¡Es genial!! ¡¡Sí, es el apocalipsis según la modernidad!! Aparte: interesantes notas.

Embajador en el Infierno dijo...

Gerald- Me alegro que te haya gustado