jueves, diciembre 8

Hoy: la Inmaculada Concepción, Patrona de España



El dia de hoy celebramos la fiesta de la Inmaculada Concepción.

Como todo los años, desde hace tantísimos, recomiendo leer aquí el relato del milagro de Empel.

Y vuelvo a transcribir los preciosos versos de Verdaguer:


"Oh Verge Immaculada,
per vostra Concepció,
d'Espanya Reina amada,
salvau vostra nació,
Concebuda sou, Maria,
és lo càntic celestial
que la terra al cel envia
com un himne triomfal;
Concebuda sou, Maria,
sens pecat original.
Vós, María, sou l'estrella
que guià Espanya al Nou Món,
la de l'alba hermosa i bella
de la gloria que se'ns pon.
Oh María, hermosa estrella,
resplendiu d'Espanya al front.
Quan sa Reina era María,
nostre regne era el més gran,
sa bandera el mon cobría
des d'América a Lepant.
Si a regnar torna María
ses grandeses tornarán
Vós d'Espanya sou la gloria,
Vos lo Sol del Principat;
nostra pàtria i nostra historia
Vos, oh Verge, ens ho heu donat:
tronos son de vostra glòria
Covadonga i Monserrat"
Patrimoni ets de Maria,
oh, d’Espanya, hermós país!
mes avui l’error hi nia
que et farà poble infeliç.
Oh!, xafau-li el cap, Maria,
que és la serp del paradís.
(A la Inmaculada.
Patrona d´Espanya,
Verdaguer)

4 comentarios:

Josefina dijo...

Ayer, justamente, leí el relato del maravilloso milagro de Empel.
Otra cosa: Ayer iba a Misa en colectivo (autobus) y en un momento este se detiene. Me acerco al conductor y le pregunto qué pasa, y me dice "es que hay una Procesión". Entonces le dije que claro, que hoy era la fiesta de la Virgen. Y él me contesta: Sí, es la Fiesta de la Purísima, en Jujuy se celebra hoy una gran fiesta. Y yo pensé (y agradecí), en la Evangelización de América por los españoles. Porque aquí la llamamos Inmaculada Concepción. "Purísima" es muy español, y este jujeño (Jujuy es una provincia del norte argentino) conservaba la tradición de hace 500 años trasmitida por los españoles. ¡Qué bien me hizo eso en medio de esta porquería (con perdón) de época que nos toca vivir! Gracias Dios mío por el regalo de nuestra Madre Patria.

Embajador en el Infierno dijo...

Josefina- Que buena la anécdota que nos cuentas. Por desgracia, la palabra "Purísima" ha caído muy en desuso en mi generación. Ahora usamos más "Inmaculada". Mis abuelas decían "Purisima", mi madre transitaba entre "Purísima" e "Inmaculada", y mi mujer dice siempre "Inmaculada".

quijota dijo...

Es cierto lo que dices Josefina,mi madre(que en paz descanse,murio el año pasado con 91 años)siempre se refirió a esta fiesta como el dia de la Purisima Concepcion.
Miguel,me gusta mucho tu blog,hace tiempo que lo sigo,por lo menos 4años.Soy Ana Cabañero y somos amigos en facebook.Este mundo virtual es un pañuelo!!!

Yurremendi dijo...

Tarde, pero me paso por la Embajada a ver si pillo algun canapé olvidado con motivo de la recepción anual en el dia de la Inmaculada. Ando un tanto desparramado últimamente y pido mil perdones a su Excelencia. Yo, lo admito sin ningún ánimo de suscitar discordias, guardo ciertas reservas respecto del dogma en cuestión, a fuer de poco amigo de novedades. Lo que no me impide mirar con simpatía el fervor religioso popular, que no suele meterse en camisas teológicas de once varas. Había querido también hacer eco al patriotismo de Mosén Verdaguer añadiendo algún texto en catalán y españolísimo, verdadera afirmación del trilema Dios, Patria, Rey que levantara la cabeza con ocasión del la Guerra Gran o del Rosellón, por los años 1793-95, pero es que no sé dónde he metido el libro donde viene. En fin, ¡Viva España!