domingo, febrero 4

Jacob strikes again



Cuando la chusma izquierdista trata de reventarle el mitin, Jacob se va directamente hacia ellos.

El protagonista es Jacob Rees-Mogg, del que ya hablamos aquí, posiblemente el único político europeo digno de ese nombre.

Católico tradicional y padre de 6 hijos.





8 comentarios:

Yurremendi dijo...

¿Y qué dice sobre Gibraltar?

Embajador en el Infierno dijo...

Thanks for peeing all over my fireworks, "mate".


(En cualquier caso me alegro mucho de que sigas ahí, al final nuestra amistad virtual va a dar para una pelicula y todo).

Yurremendi dijo...

Pero, hombre, ¿no te parece una pregunta interesante? Ya sabemos que este hombre es un inglés decente, cosa que tiene su mérito, pero yo no sé lo que opina de Gibraltar. Si te enteras, nos lo cuentas.

(Ya sabes, Embajador, semper fidelis).

Gonzalo García Yangüela ن dijo...

Estoy con Yurremendi.

Tiene mucho mérito que un inglés sea medianamente decente... Pero sigue siendo inglés. Cuidao.

Pablo dijo...

Por si no lo has visto, sobre el Brompton Oratory en español. Un abrazo.

Embajador en el Infierno dijo...

Pablo- Muchas gracias, muy interesante.

Los otros dos recalcitrantes- Por lo menos me parto el bazo con vuestras ocurrencias. :-)

YORCH dijo...

Pues el hecho de que sea católico no implica que deteste a su patria o sea desleal a ella, yo creo que ni el Cardenal Newman, ni Chesterton, ni Tolkien opinaban de devolverle Gibraltar a España, probablemente porque lo veían como un hecho consumado, y muy probablemente sea la opinión de Rees-Mogg, como tampoco creo que el Cardenal Burke o el Cardenal Fulton Sheen en su momento, plantearan el devolverle Texas a México.

El hecho de que sea inglés o anglosajón y que tenga patriotismo, no lo hace menos católico ni menos humano, acá en Guadalajara, México, si no fuera por los padres de la Fraternidad San Pedro, que son todos anglos, de EUA y Australia, seguiríamos con los modernismos y desviaciones del muy hispánico clero local.

Felicitas dijo...

esa actitud despreciativa hacia aquel que no es como ellos tan solo muestra el nivel intelectual y conductual de esas personas,reducidas a lo más primitivo en ellos, lo pasional, y por lo tanto incapaces de escuchar serenamente al oponente.
Este hombre demuestra un dominio de su ira que resulta ejemplar, logrando de forma pacífica desarmar a unos cuantos de ellos.
Chapeau!