jueves, marzo 29

...apparuit autem illi angelus....



"..apparuit autem illi angelus de caelo confortans eum et factus in agonia prolixius orabat..." (Lc 22, 43)

Hoy he ido a Misa Tridentina. Había cuatro monaguillos ayudando al sacerdote, vestidos con roquete blanco y túnica azul verdoso.

El presbiterio sostuvo un silencioso ajetreo durante el ofertorio. Los cuatro monaguillos iban y venían, con movimientos rápidos, precisos y seguros. Los bordes de los roquetes flotaban al ritmo de la brisa que creaba el bullicio. 

El pequeño y competente coro atacaba un etéreo gregoriano. 

Y entonces se me ocurrió que los monaguillos eran ángeles que ayudaban al Señor a preparar el Sacrificio.

Ha dado mucho de si esta Misa. 

Laus Deo.