miércoles, mayo 1

May Morning

Todos los primeros de Mayo desde hace más de 500 años, a las 6 de la mañana, el coro de Magdalen College (Universidad de Oxford) se sube a la torre del colegio y entona un himno eucarístico.

Una buena cantidad de gente se congrega para escucharlo.

Y este es uno de esos vestigios de catolicidad que todavía (¡todavía!) sobreviven en Inglaterra.

Aquí lo podéis ver desde la perspectiva del coro.


12 comentarios:

Yurremendi dijo...

Hola Embajador, ¿te han echado de FB por carca? Muy bonita la costumbre, aunque cada vez me siento menos anglófilo.

Embajador dijo...

Hola Yurre, pues la verdad que quedaría muy bien decir que he sido victima de la censura liberal pero lo cierto es que he chapado mis cuentas en FB y Twitter porque me ha dado la gana. Absorben demasiado tiempo y debía desligarme.

La costumbre me gusta más por lo que tiene de católica que por lo que tiene de inglesa. Y a mi me pasa lo mismo que a ti: la Inglaterra que nos atrae hace mucho que dejó de existir, creo yo.

Angel Alvarez dijo...

Yo tambien me he quitado de facebook y twiter en el movil, en el ordenador lo he dejado pero lo uso lo minimo, que es nada :)

En mi caso sí que vi que FB borraba mis comentarios y no dejaba ver algunas cosas de otras paginas.

Yurremendi dijo...

Estoy contigo, Embajador, yo de tuiter nada, y FB lo mínimo, y de forma puramente pasiva. Hay que volver más a menudo al papel impreso. Que sigas bien.





El Coronel dijo...

Hola, Embajador, me alegra que siga en el blog; aunque no me gusta dejar constancia...hace años que lo leo y me gustaría no cambiar, por algo de eso que llaman la tradición

Capuchino de Silos dijo...

Te aprecio Embajador. Ya son algunos años.

Un abrazo.

Cristina.

Jorge P dijo...

Gustosamente nos vendremos al umbral de la Embajada a seguir aprendiendo. Abrazos

Anónimo dijo...

No digas mentiras, que es pecado: tuviste esto cerrado cierto tiempo, porque te quería dejar esta noticia y no pude...

https://www.elmundo.es/cronica/2018/08/31/5b8288a2e2704e6cbc8b4627.html

Anónimo dijo...

amdg; se me olvidó la firma.

Embajador dijo...

Angel- Me alegra verte por aquí. Yo no detecté problemas en FB, pero cada dia me daba más mal rollo.

Coronel- Me acuerdo muy bien de usted y me alegra verle por aquí. A ver si entre todos resucitamos este lugar.

Capuchino- Lo mismo digo Cristina, conforta mucho verse rodeado de fieles lectores.

Jorge- Más aprendo yo de todos vosotros. Un abrazo.

AMDG- Tu si que eres incombustible, macho. Ese enlace ya me lo dejaste hace tiempo. Lo recuerdo bien porque me llamó mucho la atención. Gracias por pasarte.

Miles dijo...

Embajador ha vuelto usted a sus orígenes, a su Hogar y un poco el de todos.

Twitter sigue como siempre, mucha crispación y un devorador de tiempo, bien preciado, que a ciertas edades cincuentonas es un tesoro, a no dilapidar en lo superfluo.

Aún hay alguna tuitera que en un honroso "in memoriam" los domingos envía un Tuit con el "Es domingo, ve a misa" retomando su antorcha y nombrándole, como quien nombra a un ser querido que se fue para no volver, pero que dejó su buena impronta allí.

Le iré leyendo, por aquí, cuando se tercie, y eche sus migajas de pan, para que del fondo cenagoso del estanque, emerjan las carpas a alimentarse.

Al final somos los mismos, un puñado, haciendo la guerra en distintos frentes, al ser pocos hay que multiplicarse.

Mi LEALTAD y hasta otra.

Embajador dijo...

Hola Miles. Perdona que haya tardado en publicar su comentario y contestar, me va costando esto de seguir con el blog. Muchas gracias por pasarse por aquí y alegrarme el día con lo de esa tuitera que mantiene viva una querida costumbre. Dígame, por favor, por donde hace usted la guerra aparte de twitter para que pueda seguirle.